Medio millar de enfermeros protesta frente a Sanidad contra la ampliación de jornada

La protesta ha tenido lugar esta mañana en Valladolid
Medio millar de trabajadores de enfermería se ha concentrado este martes frente a la sede de la Consejería de Sanidad, en la capital vallisoletana, para protestar contra la aplicación de la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas.

Los trabajadores, a cuya representación ha recibido el consejero de Sanidad, coreaban gritos en los que expresaban que "la enfermería no tiene la culpa" y portaban carteles en los que se podía leer "enfermería en conflicto", "recortes enfermería=recortes salud" o "no he engordado mis bolsillos con peonadas ni productividad", además de "l@s enfermer@s ya trabajan media hora más".

La manifestación transcurrió sin incidentes, aunque los trabajadores cortaron dos de los tres carriles del Paseo de Zorrilla en dirección a la plaza de mismo nombre a la altura de la Consejería, lo que supuso algunos problemas de tráfico.

En el marco de la protesta, la secretaria regional del Sindicato de Enfermería Satse, Silvia Sáez, ha indicado que tienen previstas concentraciones, movilizaciones y medidas de presión para exigir que no se apliquen las 37,5 horas "como está previsto" para las enfermeras de Castilla y León porque consideran que ya realizan estas horas y lo que supondrá es empeorar sus condiciones laborales porque se les pide "trabajar más días y tener menos días libres".

Sáez, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que tras la aprobación del proyecto de ley en las próximas semanas, a partir de ahí, probablemente en marzo, tendrán posibilidades de presionar para que el ahorro que quiere llevar a cabo la Consejería "no pase por ahorrar a costa de las enfermeras", a las que se dice que van a quitar sustituciones y aumentar la jornada haciendo más noches. No lo van a permitir.

Así, ha asegurado que la primera reivindicación es que la realización del turno rotatorio, el tiempo que se tarda en cambiar el turno se compute como jornada trabajada porque calculan que son 650 horas anuales. En otros puestos como los centros de salud, piden volver a la situación de hace ocho años, que hacían 37,5 horas con la jornada que vienen desempeñando, que no les hagan "trabajar más días, más sábados y respeten los descansos establecidos en la normativa".

En cuanto a la posibilidad de que peligren puestos de trabajo, Sáez ha recordado que desde 2005 se habían creado 900 contratos para reducir listas de espera y otras situaciones, pero se podrían ver disminuidos y todos ellos estar en peligro. Además, ha añadido, hasta ahora se producía sólo el 30 por ciento de las sustituciones y esperan que disminuya un 10 por ciento.

Peor calidad
En este sentido, ha afirmado que podría darse que donde hay tres enfermeras hubiera solo una y en determinadas unidades en los hospitales que una sola enfermera atendiera a 38 pacientes, con lo que "la calidad de la atención va a disminuir y el usuario lo va a notar".

A lo largo de la concentración, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha bajado a las puertas de la sede del departamento que dirige para invitar a una representación de Satse a hablar.

Sáez Aguado, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que en más de tres ocasiones ha recibido a los representantes de Satse, pero ha incidido en que hoy ante la Consejería había gente "suya" protestando y cree que es razonable hablar con ellos y volver a intentar llegar a un acuerdo.

Dicho esto, el consejero ha aclarado que con la ampliación de la jornada laboral no se cambian las condiciones laborales y lo único que se pide es ampliar el horario de trabajo, dos horas y media más a la semana.

En cuanto a cuestiones como la incidencia en el turno rotatorio, el consejero ha asegurado que es algo que "ocurría antes y ocurre ahora", pero es algo que se han comprometido a estudiar aunque ha reiterado que "para nada modifica la ampliación de la jornada".

Además, ha asegurado en que está dispuesto a reunirse "cuando quieran los sindicatos" y, una vez que se apruebe la ley, si no se lo piden, les citarán. "Hemos negociado, seguimos negociando", ha dicho el consejero, quien de nuevo ha insistido en que no se han modificando las condiciones laborales, "que son las que hay y las que habrá en el futuro".

En la misma línea, ha explicado que dentro del colectivo de enfermería hay muchas distinciones y en cada caso se aplica una alternativa para la ampliación de jornada, pero se trata de que todos los trabajadores sanitarios trabajen dos horas y media más.