Medio centenar de peregrinos completan la I Ruta Teresiana por las comarcas de Piedrahíta y Barco

Peregrinos de la I Ruta Teresiana por las comarcas de Piedrahíta y Barco

Durante este fin de semana los Arciprestazgos de Piedrahíta y El Barco de Ávila han organizado la I Ruta Teresiana “Caminemos con Teresa”, con el objetivo de peregrinar a los lugares teresianos de estas comarcas para revivir el paso de Santa Teresa por ellos, tal y como la propia Teresa dejó constancia en sus escritos.

En la primera etapa (celebrada el viernes 1 de julio), 50 peregrinos de las distintas parroquias recorrieron a pie 18 km desde Castellanos a Gallego de Solmirón (Salamanca). Castellanos es la dehesa donde vivió la hermana de Santa Teresa. Ella vivió allí, tras salir muy enferma del convento de La Encarnación camino de Becedas, para ser tratada por una famosa curandera. En Castellanos los participantes de la ruta recibieron la bendición del peregrino de manos de D. Samuel (párroco de Zapardiel de la Cañada) y en Gallegos el párroco y sus feligreses compartieron con los peregrinos una visita a su iglesia, donde también estuvo la Santa de paso.

 

Concluida la primera etapa a pie, los peregrinos se trasladaron en autobús a Becedas para visitar los lugares teresianos allí presentes: la fuente donde oraba, la capilla erigida donde se situaba el mesón que la hospedó, y la Iglesia donde habitualmente Teresa se confesaba y celebraba la Eucaristía. Los visitantes rememoraron así de la mano de dos Padres Carmelitas esa etapa de Teresa de Jesús, leyendo el capítulo V del “Libro de la Vida” donde se narran aquellos momentos en Becedas. Ella buscaba su curación corporal y providencialmente consiguió la sanación espiritual para el párroco de la localidad, que se encontraba en situación irregular.

 

El sábado 2 de julio los peregrinos recorrieron a pie 22 km desde El Barco a Piedrahíta. Desde el Cristo del Caño iniciaron la segunda etapa de la ruta tras la oración del peregrino animada por el sacerdote Julio Díaz. Finalmente en el último tramo del camino desde Santiago del Collado a Piedrahíta, los participantes fueron acompañados por un peregrino de excepción, el Arzobispo de Toledo y Primado de España  Braulio Rodríguez Plaza. Al llegar a Santiago del Collado se encontraron con una recepción del ayuntamiento, tras la cual pudieron visitar el templo parroquial. Finalmente, ya en Piedrahíta y a pesar del sofocante calor, los peregrinos tomaron un caldo de gallina que había preparado el ayuntamiento, lo mismo que le dieron a la Santa cuando llegó a esta villa.

 

Posteriormente se trasladaron al convento de las Carmelitas Descalzas para celebrar la Eucaristía solemne del peregrino presidida por el Arzobispo de Toledo, tras la cual se hizo entrega de la acreditación Teresiana a los peregrinos que habían completado el camino. Unos peregrinos que no ocultaron su satisfacción por la experiencia vivida, trasladando al Arcipreste de Piedrahíta (D. Santiago Enríquez) su intención de poder continuar y ampliar esta ruta teresiana durante las siguientes convocatorias los próximos años.