Medidas especĂ­ficas contra la sequĂ­a

Durante la celebraciĂłn del Consejo Regional Agrario

La `Alianza por la Unidad del Campo´, que forman las organizaciones UPA y COAG, solicitarån el próximo viernes con motivo de la celebración del Consejo Regional Agrario, un paquete de medidas específicas contra la sequía que deberå sacar adelante la Junta de Castilla y León.

Ambas organizaciones agrarias consideramos que las medidas adoptadas por el Ministerio de Agricultura en el transcurso de la última reunión de la Mesa de la Sequía son insuficientes, por lo que en este caso la comunidad autónoma debe adoptar medidas urgentes y excepcionales junto al Gobierno central para hacer frente a la situación actual generada por la sequía en la provincia de Ávila y en el resto de Castilla y León.

En nuestra provincia la situaciĂłn mĂĄs grave a dĂ­a de hoy es la de los ganaderos de extensivo, que durante todo el mes de febrero y marzo estĂĄn asumiendo gastos extraordinarios de dos euros/animal/dĂ­a en alimentaciĂłn de piensos, cuando en esta ĂŠpoca del aĂąo habitualmente no tienen este sobrecoste adicional porque habĂ­a pastos suficientes para su alimentaciĂłn.

Por este motivo, la Alianza de UPA y COAG propondrĂĄ el viernes en el Consejo Regional Agrario el acuerdo de solicitar al Ministerio de EconomĂ­a el incremento de un punto y medio de IVA para los ganaderos, equiparĂĄndolo asĂ­ al 10 % que tienen los agricultores actualmente. TambiĂŠn solicitaremos la exenciĂłn del IBI y la bonificaciĂłn de las cuotas de la seguridad social.

AdemĂĄs pedirĂĄn compensaciones extraordinarias para la ganaderĂ­a extensiva por el incremento de los costes de producciĂłn debido a la falta de pastos, y demandarĂĄn otra medida excepcional como es la compra de piensos bonificados para aminorar la grave situaciĂłn econĂłmica que estĂĄn sufriendo los ganaderos. Estas medidas deben dirigirse exclusivamente a los ganaderos profesionales.

UPA y COAG de Ávila pondrån especial hincapiÊ en la urgente necesidad de que el Gobierno autonómico dÊ un paso al frente y se comprometa con un sector especialmente castigado por la sequía, y que sin embargo como ha ocurrido en el último aùo tiene condiciones suficientes para volver a ser junto al sector agrícola un motor económico imprescindible que pueda ayudar a la región a salir de la crisis actual.