McLaren desmiente cualquier avería mecánica y culpa al viento del accidente de Alonso

Fernando Alonso

El equipo McLaren ya ha analizado los primeros datos de telemetría del coche de Fernando Alonso, que este domingo sufrió un accidente en el Circuito de Catalunya, y ha desmentido "categóricamente" que el MP4-30 sufriera ninguna avería, explicando que el choque fue "causado por las ráfagas de viento impredecible".

"Podemos afirmar categóricamente que el coche de Fernando no sufrió ninguna avería mecánica de ningún tipo. También podemos confirmar que no hubo ninguna pérdida de presión aerodinámica, a pesar de que estuvo sometido a un nivel importante de fuerza G. Por último, también podemos anunciar que no hubo descarga eléctrica ni se produjo ninguna irregularidad de cualquier tipo se produjo en el sistema ERS, ya fuera antes, durante o después del incidente", anunció McLaren a través de un comunicado, aclarando que se trata de "conclusiones firmes".

El equipo británico entiende que esta aclaración "desmiente los rumores erróneos que se habían extendido" diciendo que el piloto español se había quedado "inconsciente por un fallo eléctrico" antes de chocar. "Simplemente, esto no es cierto. Nuestros datos muestran claramente que estaba bajando de marcha y pisando el freno a fondo cuando sufrió el primer impacto, algo que claramente no podría haber hecho inconsciente", recordó.

Por contra, los datos recogidos por McLaren "indican que el accidente fue causado por las ráfagas de viento impredecible que afectaron a esa parte del circuito y que afectaron de igual modo a otros pilotos como Carlos Sainz", quien ya comentó el peligro tras su participación en dicha jornada de pretemporada.

"Después del impacto inicial, el coche se deslizó por el muro durante unos 15 segundos antes de detenerse. Las cuatro ruedas permanecieron unidas al coche, pero no se han registrado daños en la carrocería", zanjó el equipo británico, después de confirmar que Alonso "está completando una sólida recuperación en el hospital", donde está "hablando con sus familia, sus amigos y el personal" del centro.

"Desde el lugar de los hechos fue llevado al centro médico del circuito, donde recibió primeros auxilios, como es el procedimiento normal, y fue sedado para ser trasladado por aire al hospital. En el hospital se realizó un análisis exhaustivo y completo de su condición, incluidas tomografías computarizadas y resonancias magnéticas, y todas las pruebas fueron completamente normales", tranquilizó el equipo.

SEGUIRÁ INGRESADO EN OBSERVACIÓN

Pese a estos buenos resultado, el bicampeón mundial continuará ingresado en observación "con el fin de asegurar la privacidad y la tranquilidad necesarias para facilitar una recuperación tranquila y también para recuperarse de los efectos de los medicamentos empleados para la sedación".

"Tenemos la intención de darle todo lo necesario para lograr una recuperación rápida y completa, y evaluaremos en su momento va a participar o no en el próximo test en Barcelona. Le deseamos una pronta recuperación a Fernando. Cuando tengamos alguna novedad, por supuesto que la difundiremos", zanjó el texto.