Más seguridad financiera para los mayores de la Comunidad

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha presentado hoy en Burgos el "Plan Mayor Seguridad 2014" a entidades financieras, cuyo objetivo es proteger a uno de los sectores más vulnerables de la región: los mayores, ante  determinadas modalidades delictivas, como robos, hurtos o estafas.

El delegado del Gobierno  en  Castilla y  León, Ramiro Ruiz Medrano –acompañado por el subdelegado en la provincia, José María Arribas Andrés-, presenta hoy en Burgos a representantes de entidades financieras que operan en la Comunidad el ‘Plan Mayor Seguridad’ del Ministerio del Interior, dirigido a las personas mayores, que pueden ser más vulnerables como víctimas de delitos.


A la reunión, que se celebra en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Burgos asisten, además, responsables en Castilla y León de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, así como responsables de las entidades financieras BBVA, La Caixa, Banco Sabadell-Atlántico, Caja España-Duero, Banco Santander, Caja Círculo-Grupoibercaja y Caja Rural-Caja Viva.


El ‘Plan Mayor Seguridad’


La puesta en marcha por el Ministerio del Interior en 2010 del ‘Plan Mayor Seguridad’, dirigido a la prevención y mejora de la seguridad de las personas mayores, parte de la realidad del progresivo incremento de la esperanza de vida de la sociedad española, lo que unido a una reducción de la tasa de natalidad, da lugar a un gradual envejecimiento de la población española, y,  aunque se estima que el porcentaje de personas mayores víctimas de delitos no difiere sustancialmente del de otros sectores poblacionales, su especial vulnerabilidad, así como situaciones de dependencia y aislamiento social que, en ocasiones, padecen, contribuyen a incrementar su percepción subjetiva de inseguridad; además, los informes policiales ponen de manifiesto su especial vulnerabilidad ante determinadas modalidades delictivas, como robos, hurtos o estafas.


Según los datos demográficos, a fecha 1 de enero de 2013, del Instituto Nacional de Estadística, INE, en Castilla y León residen un total de 585.700 personas mayores de 65 años, que representan el 23,2%  de la población, y, de ellas, 215.600 tienen 80 o más años.


La experiencia adquirida durante los años de aplicación del Plan, unida a la satisfactoria valoración de sus resultados y su excelente recepción por parte del colectivo al que va dirigido, han servido para demostrar su utilidad y la conveniencia de mantenerlo en el futuro, por lo que desde 2014 se le confiere carácter indefinido, permanente, sin perjuicio de que en cada momento puedan establecerse los mecanismos que permitan acometer las actualizaciones que resulten necesarias para garantizar su eficacia.


Los objetivos generales del  ‘Plan Mayor Seguridad’ pueden resumirse en los siguientes epígrafes:


1. Prevenir los principales actos delictivos que con mas frecuencia se cometen contra los  mayores:


En su domicilio: robos y hurtos estafas y situaciones de maltrato o abandono


En la vía pública: timos, sustracciones de bolso y efectos por el procedimiento del tirón, robos y hurtos.


En los bancos y establecimientos comerciales: hurtos


En los viajes: hurtos y robos


En Internet


2. Incrementar la confianza de las personas mayores en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y fomentar el que denuncien situaciones y delitos de los que puedan ser victimas.
Para tratar de lograr sus objetivos, el Plan contempla, entre otras, las siguientes medidas:


1. Información dirigida a las personas mayores: a través de charlas que imparten miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en residencias, centros de día y otros lugares habilitados  para trasladar a las personas mayores información sobre los riesgos de su seguridad.


2. Comunicación y colaboración con el entorno de los mayores: los funcionarios policiales establecen comunicación con los  profesionales que trabajan en los centros visitados, familiares, asociaciones de personas mayores, etc. para ofrecerles asistencia técnica y apoyo sobre los problemas de seguridad que suponen mayor riesgo.


3. Colaboración con organismos y entidades implicadas con la seguridad de los mayores o con capacidad para detectar situaciones de riesgo de posibles delitos, como las entidades financieras, establecimientos comerciales, centros sanitarios, farmacias, agencias de viaje, etc.


4. Formación policial y elaboración de material pedagógico e informativo: el Ministerio del Interior desarrollan programas de formación para que los funcionarios policiales encargados de la ejecución de este Plan tengan la cualificación necesaria. Además se edita material (Carteles, folletos y trípticos)  con información sobre los problemas de seguridad, los consejos oportunos para prevenirlos y el modo de actuar en caso de ser victima de algún delito.


Colaboración con las entidades financieras de Castilla y León


Buena parte de las situaciones de riesgo que pueden sufrir las personas mayores se produce en el entorno de los bancos y cajas de ahorro.


Muchas de las pautas de seguridad que tienen que tener en cuenta los mayores se refieren a su relación con las entidades financieras, como por ejemplo:


• Que al utilizar los cajeros automáticos no lleven las claves anotadas y procure memorizarlas.


• Que en la calle camine por la parte interior de la acera, colocando al lado de la pared y que utilice preferentemente bolsos de asa y que no lleven correa.


• Que en la medida de lo posible se domicilien los pagos.


• Que procuren ir acompañados por personas de confianza para firmar documentos y realizar pagos y cobros importantes.


• No confiar en supuestos mensajes del Banco en Internet en los que se solicitan sus claves secretas y los números de sus tarjetas bancarias.


Por este motivo, el delegado del Gobierno en Castilla y León presenta el ‘Plan Mayor Seguridad’ a los responsables de los bancos y cajas de ahorro con oficinas en la Región, con el objetivo de  incrementar  la coordinación y la colaboración entre las entidades financieras y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Castilla y León en la ejecución del plan.

 

Entre las medidas que se establecerán para lograr esta mayor coordinación destacan:


Mantener contactos periódicos a nivel provincial para analizar los problemas y poner en común las pautas y tendencias delictivas en relación con las personas mayores.


Recabar de las entidades financieras su colaboración para que denuncien a la mayor celeridad  los posibles delitos


Proporcionar al personal al servicio de  las entidades financieras toda la información y consejos de seguridad  para que los trasladen a las personas mayores.