Mas mantiene como objetivo el 9N y evita hablar de elecciones anticipadas

Artur Mas

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este jueves que mantiene como objetivo la celebración de la consulta el 9 de noviembre y ha evitado hablar de elecciones anticipadas.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a un concierto de 300 violonchelos para conmemorar la caída de Barcelona en 1714, ha repetido que no hablará de ningún otro escenario que no sea el de votar el 9 de noviembre, pero no ha hecho ninguna alusión a si podría avanzar las elecciones o si pretende agotar la legislatura.

 

"Los focos están puestos en el 9N, los esfuerzos en el 9N, las energías en el 9N: El objetivo es votar el 9 de noviembre y se está haciendo todo lo necesario para poder hacerlo de esta forma", ha continuado, y ha recordado que en los próximos días el Parlament aprobará la ley de consultas a partir de la que él firmará el decreto de convocatoria de la votación.

 

Ha remarcado que su Ejecutivo lo tiene todo listo para la celebración de la consulta y no se moverá de este objetivo: "No podemos dar ningún mensaje que pueda hacer pensar que alguien pueda llegarse a alejar de este objetivo que es votar el 9N".

 

Mas ha reclamado al Gobierno central que abandone el inmovilismo, tome bien el pulso de la sociedad catalana y no vea ninguna provocación en los actos reivindicativos de esta Diada, sino la imagen de un clamor que pide poder votar sobre el futuro de Cataluña en un plano de "entendimiento y concordia con los pueblos de España y de Europa".

 

Ha lamentado que el Ejecutivo que lidera Mariano Rajoy no haya mostrado iniciativa política ante el debate soberanista pese a devenir un gran tema de Estado, y ha advertido de que es necesario moverse y no limitarse a decir 'no' a todo: "Es un error intentar resolver a través de la arquitectura legal un problema estrictamente político".

 

300 VIOLONCHELOS

 

Mas ha asistido junto al resto de su Ejecutivo al concierto de 300 violonchelos llegados de toda Cataluña ante el Mercat del Born, un acto con el que se ha querido conmemorar la caída del 'conseller en cap' de Barcelona en 1714, Rafael Casanova, durante el asedio a la capital catalana hace tres siglos.

 

Al acto, en el que se ha interpretado la pieza 'Érem. Som. Serem.' compuesta por Albert Guinovart a partir de unos versos del poeta Miquel Martí Pol, han asistido también el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y la presidenta del Parlament, Núria De Gispert, así como varios miembros del gobierno municipal y de la Mesa de la Cámara catalana.

Noticias relacionadas