Más del 70% no se informa sobre los efectos secundarios de la anticoncepción de urgencia

La investigación se llevó a cabo a través de una encuesta telefónica a 807 titulares de farmacia, facultativos sustitutos y adjuntos, técnicos y auxiliares de todo el territorio nacional.

El 73,1 por ciento de los clientes que acuden a una farmacia a solicitar un método de anticoncepción de urgencia no suelen informarse sobre los efectos secundarios del mismo, según un estudio realizado por el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), con motivo del Día Mundial de la Anticoncepción, que se celebrará el 26 de septiembre.

 

Durante la presentación del estudio, el presidente de la Fundación Española de Contracepción (FEC), José Vicente González, ha destacado el papel de los farmacéuticos, que va más allá de dispensar medicamentos e incluye una función informativa. "Los farmacéuticos forman parte de la cadena que pretende lograr una educación sexual reproductiva en la población, junto con el personal sanitario y otros agentes", ha explicado.

 

Al responder a las dudas de los usuarios, según este estudio, los farmacéuticos muestran una "implicación además de conocimiento real" ante los problemas que plantean los clientes con los métodos anticonceptivos dispensados. Por ejemplo, si un cliente solicita información sobre cómo actuar ante el olvido de una toma de su tratamiento, el 89,8 por ciento de los farmacéuticos le informa personalmente en vez de remitirle al médico. Sin embargo, ante la duda de qué método hormonal elegir, el 60 por ciento de los farmacéuticos recomienda acudir al ginecólogo para que sea este el que prescriba el tratamiento.

 

El estudio ha destacado el desconocimiento de algunos farmacéuticos, en concreto, sobre la anticoncepción de urgencia. Solo un 30 por ciento de los encuestados conocen las píldoras con acetato de ulipristal, aprobadas desde 2009 en España. Además, un 23,4 por ciento tampoco sabe que estas píldoras se pueden dispensar en la farmacia sin receta.

 

La investigación se llevó a cabo a través de una encuesta telefónica a 807 titulares de farmacia, facultativos sustitutos y adjuntos, técnicos y auxiliares de todo el territorio nacional.