Más de un centenar de empresarios y autónomos exige ante Hacienda la no aplicación del 'céntimo sanitario'

La movilización fue secundada por transportistas, taxistas, repartidores, distribuidores de gasóleo, agricultores, excavadores, dueños de gasolineras, empresarios del metal y la madera, autoescuelas...
Más de un centenar de empresarios y autónomos de Castilla y León perteneciente diecinueve colectivos afectados por el llamado 'céntimo sanitario' se ha concentrado esta mañana ante las puertas de la Consejería de Hacienda para exigir a su titular, Pilar del Olmo, que dé marcha atrás en la aplicación de dicho impuesto sobre hidrocarburos que, en su opinión, supondrá la "puntilla" y la ruina de miles de negocios y la destrucción, sólo en el sector de gasolineras, de más de 2.000 puestos de trabajo.

La movilización fue secundada por transportistas, taxistas, repartidores, distribuidores de gasóleo, agricultores, excavadores, dueños de gasolineras, empresarios del metal y la madera, autoescuelas, empresas de limpieza... todos unidos bajo una misma reivindicación, que el próximo pleno de las Cortes excluya de la Ley de Medidas excluya lo que calificaron como "centimazo", que contempla una subida de 4,8 céntimos por cada litro de combustible y que, tal y como advirtieron, no sólo repercutirá en sus negocios sino también en el precio de los alimentos y productos de primera necesidad.

La movilización, en la que se corearon gritos de "si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra" o "si esto no se apaña, caña, caña, caña", se vio acompañada por el lanzamiento simbólico, por parte de los allí concentrados, de cientos de llaves de sus negocios a través de la verja perimetral de la Consejería de Hacienda. "¡Consejera, quédate con nuestros negocios, te los regalamos!", gritó el presidente provincial de Asaja, Lino Rodríguez.

Entre los concentrados, Horacio San Segundo y Rafael Pizarro, el primero máximo responsable regional de la Federación de Asociaciones de Estaciones de Servicio (Fereclaes) y el segundo de la patronal Avecal, coincidieron al subrayar las graves repercusiones que traerá consigo el 'céntimo sanitario' en materia de destrucción de empleo en este sector, que cifraron en más de 2.000, así como la situación de desventaja para Castilla y León con respecto a otras autonomías limítrofes donde no se aplica dicho impuesto.

"¡Si España es España, tendrá que ser en todos los sitios igual!", enfatizó San Segundo, quien apuntó que los profesionales del sector se irán a otras comunidades limítrofes para repostar. "Un camión que reposta 1.200 litros, ¡fíjate lo que se va a ahorrar!", puso como ejemplo el presidente de Fereclaes.

Bruselas dice que es ilegal
Pero además, el presidente de Avecal, Rafael Pizarro, recordó que incluso Bruselas ya ha puesto de manifiesto la ilegalidad de este gravamen, "ya que superpone impuestos sobre impuestos y lo recaudado no se destina a la sanidad", y destacó que su aplicación será muy negativa para Castilla y León, caracterizada por ser una comunidad de paso, al igual de lo que ya ocurriera en Portugal.

"Allí, para superar la crisis, se le ocurrió también a alguien subir los impuestos especiales y el resultado fue la ruina de la zona portuguesa que limita con España, ya que las grandes flotas de aquel país se iban a repostar fuera", explicó Pizarro, que no desea que se produzca una situación similar en Castilla y León.

Por su parte, Miguel Olmos, secretario de la patronal de transportistas de mercancías por carretera de Castilla y León, no dudó al calificar de "atropello total" las pretensiones del Ejecutivo de Herrera, mientras que el portavoz de los taxistas, Roberto Merino, cifró entre los 250 y 300 euros el sobrecoste que tendrán que soportar al año los profesionales del taxi, sector ya de por sí en una muy delicada situación por el recorte de servicios motivado por la crisis, y aventuró que los afectados tendrán que compensar pérdidas con una modificación al alza de las tarifas en 2013.

"La fiestuqui de las Cortes"
También hicieron acto de presencia en la concentración representantes del mundo del campo, alguno de los cuales provisto incluso de tractor, y entre ellos el presidente de Asaja en Valladolid, Lino Rodríguez, convencido de que el "centimazo" hará a Castilla y León menos competitiva en España y en Europa debido al impacto que tendrá en el transporte de mercancías.

"En esta región se mueven 1.100.00 toneladas de leche con gasoil de automoción, 2,5 millones de toneladas de remolacha, 5 millones de toneladas de cereal y 3,5 millones de toneladas de trigo", ha apuntado Rodríguez, con lo que, tal y como ha vaticinado, las paganas de esta situación serán las explotaciones agrarias y finalmente el consumidor.

Rodríguez aprovechó igualmente para censurar la actitud no sólo de la titular de Hacienda, Pilar del Olmo, que no recibió a una representación de los concentrados hasta las 13.30 horas, sino al Ejecutivo completo de Herrera por adelantar al día de hoy la "fiestuqui" del Estatuto de Autonomía que se celebra en la sede de las Cortes, "en lugar de prestar hoy aquí apoyo a pie de calle a estos diecinueve colectivos y poner remedio a una crisis de la que sus integrantes son responsables directos".

Dentro del calendario de movilizaciones, todas las empresas de los sectores implicados tienen previsto realizar el próximo día 27 de febrero un paro general, de 11.00 a 12.00 horas, en protesta por la aplicación de esta tasa cuya votación está prevista en las Cortes a primeros de la próxima semana.