Más de 7 millones de estudiantes están llamados de vuelta a las aulas esta semana

Este año el gasto medio de las familias en material escolar para llevar a un hijo al colegio oscilará entre los 600 y 700 euros por niño, en función de si lleva uniforme o no.

Más de siete millones de estudiantes de todo el país se incorporarán o reincorporarán a las aulas esta semana, cuando arrancará oficialmente la 'vuelta al cole' con la reforma educativa en trámite parlamentario y tres jornadas de huelga convocadas por el Sindicato de Estudiantes en protesta por los recortes.

 

Según los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el curso 2012/2013 figuraban matriculados 4.746.426 alumnos de Infantil y Primaria y 2.498.616 estudiantes de ESO y Bachillerato entre la escuela pública, la concertada y la privada.

 

Aunque en la mayor parte de los casos las clases empiezan el 9 de septiembre entre los más pequeños, las fechas, como es habitual, varían en función de las comunidades autónomas. Los primeros fueron los andaluces del primer ciclo de Educación Infantil, que iniciaron actividades el lunes de la semana pasada, y los últimos serán los estudiantes aragoneses de Bachillerato, que empiezan el 19.

 

En el resto de España, los alumnos de Infantil y Primaria han empezado el día 5 en Navarra y el 6 en País Vasco, y comenzarán el 9 en Madrid, Galicia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias --en Gran Canaria se retrasa al 10 por coincidencia con festivo local--; el 10 de septiembre en Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha, el 11 en Aragón, el 12 en Extremadura, Cantabria y Asturias, y el 13 en Baleares.

 

Por su parte, los estudiantes de ESO y Bachillerato comienzan el día 9 en Navarra, el 10 en Madrid, el 11 en Murcia y Canarias, el 12 en La Rioja, el 12 y el 16, respectivamente, en Extremadura; el 13 en Cataluña y Baleares, el 15 en Andalucía, el 16 en Galicia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y la ESO en Aragón; el 17 en Castilla y León y el 19 el Bachillerato en Aragón, según la información recopilada en las distintas consejerías de Educación por Europa Press.

 

VUELVE EL COLE, VUELVEN LOS GASTOS

 

Este año el gasto medio de las familias en material escolar para llevar a un hijo al colegio oscilará entre los 600 y 700 euros por niño, en función de si usa uniforme (más caro) o no, según ha informado la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

 

La partida más alta, según el estudio que ha publicado la organización, será la destinada a ropa y calzado, que costará una media de 300 euros, seguidos de los libros de texto, cuyo coste oscila en torno a los 220 euros, y el material escolar de papelería, en el que el gasto será cercano a los 100 euros.

 

En cuanto a los libros de texto, el gremio de editores calcula que el gasto medio por alumno está en 71,45 euros para el tramo de Infantil; 116,31 euros en Educación Primaria, y 103,29 euros en Educación Secundaria Obligatoria.

 

Para minimizar el impacto de los gastos en las economías familiares, la Asociación General de Consumidores (ASGECO) incide en la importancia de no dejarse llevar por las ofertas "que fomentan el despilfarro y el consumo masivo" sin antes haber comprobado qué ropa o útiles que ya se tienen pueden volver a utilizarse y cerciorarse de qué es lo que se va a necesitar.

 

Por otra parte, ha advertido del peligro de no hacer un uso "cuidadoso" de medios de pago como tarjetas de crédito, pagos aplazados u ofertas de financiación que luego puedan convertirse en un lastre difícil de asumir.

 

UN CURSO DE REFORMAS

 

Mientras los alumnos retoman los estudios, los grupos parlamentarios retomarán los trabajos sobre el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que se encuentra en fase de presentación de enmiendas al articulado. El plazo se ha prorrogado más de media docena de veces y, si los portavoces no acuerdan una nueva fecha, vencerá este martes 10 de septiembre.

 

Precisamente la reforma legislativa es una de las materias que han llevado al Sindicato de Estudiantes a convocar una "semana de lucha" a partir del 21 de octubre con tres jornadas de huelga, porque consideran que se trata de una regresión que devolverá el sistema educativo español "al franquismo", que la nueva política de becas atenta contra la igualdad de oportunidades y que el encarecimiento de las matrículas universitarias expulsará del sistema a los alumnos con menos recursos.