Más de 450 estudiantes de Ávila se convierten en emprendedores sociales con el Concurso Escolar de la ONCE y su Fundación

Los jóvenes imaginan nuevos modelos de empresa social y visitan centros especiales de empleo y compañías comprometidas. En toda Castilla y León ya participan 6.821 escolares y 177 profesores de 134 centros educativos.

Un total de 459 estudiantes y 20 profesores de 7 centros educativos de Ávila, participan ya en el 31 Concurso Escolar de la ONCE y su Fundación que, en esta ocasión, invita a los alumnos a trabajar sobre el concepto de economía social y a conocer que hay un modo diferente de hacer las cosas, donde el beneficio de todos para todos es posible.

 

Los niños, niñas y jóvenes participantes tienen que imaginar nuevos modelos de empresa social y convertirlos en una realidad (bien en noticias o bien en proyectos) para lo que cuentan con la ayuda de sus profesores, charlas de expertos y visitas a compañías comprometidas con la Responsabilidad Social y también a centros especiales de empleo.

 

Bajo el lema ‘Personas que piensan en personas. ONCE: otra forma de hacer’, el Concurso quiere sensibilizar desde los centros educativos sobre la importancia y necesidad de la igualdad de oportunidades entre personas con y sin discapacidad, a través de conceptos como inclusión, integración, igualdad y desarrollo, especialmente en el puesto de trabajo.

 

El Concurso, en el que ya participan más de 111.000 estudiantes y 2.000 profesores de 1.645 centros educativos repartidos por todo el territorio estatal, permitirá ahondar en la realidad de la discapacidad, educar su sensibilidad a través del conocimiento, y ayudará a los estudiantes a asimilar los valores de solidaridad, respeto a la diversidad e inclusión social que promueven la ONCE y su Fundación

 

De esta forma los alumnos de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Educación Especial deben desarrollar entre toda el aula la portada de un periódico con su cabecera, titulares, noticias, fotos, etc, todo ello vinculado con con una serie de términos clave como igualdad, economía social, trabajo y personas con discapacidad.


Pequeños emprendedores


Por  su parte, los estudiantes de Formación Profesional y Bachillerato (nuevas categorías del Concurso) tendrán que llevar a cabo un proyecto de empresa del sector que elijan (servicios, industria, agroalimentario, etc.), basado en los principios de la Economía Social: primacía de las personas y del fin social sobre el capital; promoción de la solidaridad interna; compromiso con el desarrollo local; igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres; inserción de personas en riesgo de exclusión social; generación de empleo estable; conciliación de la vida personal, familiar y laboral; y sostenibilidad.

 

Esta nueva edición del Concurso Escolar de la ONCE y su Fundación continúa fomentando el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y pone al alcance de los centros escolares la ventaja de participar de manera online, de forma que el profesorado puede descargarse el material didáctico de la Web (www.concursoescolaronce.es) o subir los trabajos a través de la zona privada del profesor.

 

Visitas a empresas y Declaración de la economía social


Para facilitar el trabajo del profesorado y los estudiantes, el Concurso ofrece la posibilidad de realizar una visita a una empresa socialmente responsable, perteneciente a la economía social, o también a un centro especial de empleo (con más de un 80% de personas con discapacidad en plantilla).

 

Además, a través del Concurso se realizará la ‘Declaración por una economía social e inclusiva’, que será elaborada a partir de los cientos de motivos que han ido dejando los estudiantes al enviar sus trabajos y los mensajes de apoyo a la economía social que el público en general puede escribir en la web del propio Concurso y en el perfil de Facebook del mismo.

 

Hasta el próximo 16 de marzo, los colegios pueden inscribirse en el Concurso y presentar sus propuestas de trabajo. A partir de ahí, como en anteriores ediciones, el Concurso establece tres fases en las que los jurados irán seleccionando los trabajos que consideren mejores: la fase provincial, cuyo fallo se producirá a finales del mes de abril; la fase autonómica, en el mes de mayo; y la fase estatal, en el mes de junio.

 

Los ganadores absolutos de esta edición, disfrutarán durante un fin de semana del Campamento de Jóvenes Emprendedores, en el que vivirán momentos llenos de actividades y experiencias innovadoras, con visitas culturales y talleres. Todos los trabajos se presentarán de manera online a través de las plataformas que la ONCE y su Fundación tienen activadas para este Concurso, donde puede además verse cómo evoluciona.