Más de 250 muertos en Libia por los bombardeos contra opositores

Medios. Gran parte de la información proviene de Al Jazeera, mientras que los medios extranjeros no pueden entrar. Aviación. El Gobierno de Gadafi la utiliza para disparar contra los barrios rebeldes de la capital libia
efe / argel
Amenos 250 personas murieron ayer en Trípoli en los bombardeos del Ejército del Aire libio contra los manifestantes que reclaman la caída del régimen de Moamar Gadafi, según la cadena de televisión catarí Al Jazeera. Citando vecinos de la ciudad, la cadena por satélite indica que los bombardeos han sido “intensos” y se han centrado en varios barrios. La misma fuente señala que, además, la capital está “sitiada” por hombres armados que circulan en vehículos y abren fuego sobre civiles.

Sin embargo, el diario electrónico Quryna, que tiene fama de ser próximo al hijo mayor de Gadafi, Seif Al Islam, ha desmentido que los aviones militares hayan lanzado bombas sobre los manifestantes de la capital. Al Jazeera añade que el bombardeo ha ocurrido poco tiempo después de que todas las comunicaciones telefónicas hayan sido cortadas súbitamente en esa parte del país. También desde esta cadena, la única que opera con cierta libertad en el país, bloqueado a la prensa extranjera, indicaron ayer que los opositores han tomado e incendiado sedes gubernamentales en Trípoli.

Exiliados en Malta
La cadena afirma también que dos pilotos se han negado a lanzar sus bombas sobre los manifestantes de Trípoli y han preferido huir y aterrizar en un aeropuerto de Malta.

Estos acontecimientos han tenido lugar menos de una hora después de la difusión por la televisión de Estado libia de un mensaje con el rótulo de “urgente” que parecía emanar del comando de las Fuerzas Armadas. Ese mensaje anunciaba el principio de una operación contra los lugares donde se encuentran “los autores de actos de destrucción y sabotaje”.

El mismo mensaje apelaba a la población a mantenerse vigilante ante las “bandas organizadas” y a colaborar con las Fuerzas del Orden en todo el país. La televisión estatal indicó que esta operación ha causado “varios muertos”, pero no dio más detalles.

Las consencuencias de la represión afectan también al régimen. El ministro libio de Justicia, Mustafa Abdeljalil, ha dimitido de su puesto “para protestar contra el uso excesivo de la fuerza” contra los manifestantes en Libia, ha informado el lunes un diario libio en su edición digital.
“El ministro Mustafa Abdeljalil, en una llamada telefónica al diario Quryna [próximo a Saif el Islam, el hijo de Muamar el Gadafi] ha indicado que había presentado su dimisión para protestar contra la situación sangrienta y el empleo excesivo de la fuerza contra los manifestantes desarmados por parte de las fuerzas de seguridad”, ha indicado el diario.

Entre tanto, desde EEUUa Francia, las críticas contra la represión van acompañadas de órdenes de salida de sus ciudadanos y del personal “no esencial”, como en el caso de todas las grandes empresas extranjeras que operan en Libia, uno de los mayores productores de crudo del mundo. Eso incluye a todas las petroleras europeas, espantadas por el clima de guerra civil.