Más de 23.600 castellanoleoneses se benefician de 9.600 ayudas de emergencia, un 15,5% más

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades atendió las necesidades básicas de más de 23.600 castellanosleoneses durante el pasado año a través de más de 9.600 ayudas de emergencia social, un 15,5 por ciento más que el año anterior.
VALLADOLID, 29 (EUROPA PRESS)



El aumento de las necesidades hizo que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y las corporaciones locales, con las que anualmente se suscribe el Acuerdo Marco de financiación de los Servicios Sociales y con cuya colaboración concede estas ayudas, incrementaran su esfuerzo presupuestario. De hecho, estas ayudas contaron el pasado año con una financiación de más de cinco millones de euros, es decir un 32 por ciento más que el ejercicio anterior.

Estas ayudas, que son homogéneas en toda Castilla y León desde marzo de 2013, permitieron cubrir principalmente necesidades básicas de subsistencia o necesidades de vivienda, entre otras, con una cuantía máxima de hasta 3.195 euros al año (0,5 veces el IPREM anual).

La mayoría de las ayudas concedidas en 2013 permitieron paliar problemas relativos a los pagos de la vivienda. De hecho, el 56 por ciento de ellas sirvieron a las familias para hacer frente al pago de la cuota hipotecaria, de cuotas vencidas, de levantamientos de embargos, del pago del alquiler, o para combatir lo que se ha denominado pobreza energética, ya que todas aquellas personas que se encuentran con dificultades a la hora de pagar el recibo de la luz o del agua pueden sortear esa situación gracias a las ayudas de emergencia social.

Así, la puesta en marcha, por parte de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en marzo del pasado año, de la Red de Reparto de Alimentos posibilitó que se reorientaran las ayudas de emergencia al pago de los gastos que conlleva una vivienda, y no tanto a cubrir las necesidades básicas de alimentos.

MÁS AYUDAS PARA VIVIENDA

De esta forma, creció un 40 por ciento el número de ayudas destinadas a vivienda, hasta las aproximadamente 5.400, de las que se beneficiaron más de 13.000 castellanoleoneses. La vivienda concentró, de esta forma, 3,2 millones de presupuesto del pasado año, lo que supuso el 65 por ciento del presupuesto destinado a las ayudas de emergencia social en 2013 y un 50 por ciento más de lo que se gastó en 2012, han informado a Europa Press fuentes del Gobierno autonómico.

Las ayudas de emergencia que se destinaron a cubrir necesidades de alimentos se complementaron por la entrada en funcionamiento de la Red de Reparto de Alimentos. El año pasado, 2.888 hogares percibieron ayudas para cubrir necesidades básicas de subsistencia, especialmente para la compra de alimentos frescos y productos infantiles. Si a estas se suman las 2.500 familias que lograron víveres o productos de higiene gracias a la Red de Reparto de Alimentos, se observa que, por una vía o por otra, aproximadamente 5.400 familias (13.200 castellanoleoneses) encontraron en las administraciones una ayuda para no pasar hambre.

El resto de las ayudas de emergencia social fueron destinadas a sufragar gastos menores, como puede ser la reparación de un vehículo o de un pequeño electrodoméstico.

Las ayudas de emergencia son uno de los 23 programas o servicios que incluye la Red de Protección a las Familias, creada por decreto-ley con el máximo acuerdo social del Tercer Sector, las corporaciones locales, los agentes económicos y sociales representados en el Consejo del Diálogo Social y los profesionales, y respaldada por unanimidad por las Cortes autonómicas en noviembre de 2013, para dar una respuesta "integral y única" a las familias más castigadas por la crisis.

El objetivo es garantizar las necesidades básicas de más de 100.000 castellanoleoneses, aproximadamente 40.000 familias, y de frenar su proceso de exclusión social. Para ello, la Junta de Castilla y León se comprometió a destinar 145 millones de euros, un 30 por ciento más que en 2013 y un 51 por ciento más que en 2012.