Más de 2.000 trabajadores de Banco Ceiss protestan por un "acuerdo inviable" con la empresa

(Foto: E. P.)

A escasos días de que finalice el plazo de negociación del expediente de despido, las posturas de los empleados y la empresa están "muy alejadas".

Unos 2.000 empleados del Banco Ceiss han asistido este sábado a la concentración convocada frente al Edificio Botines, antigua sede central de la entidad en la capital leonesa, ya que el acuerdo con la empresa es, en estos momentos, "inviable".

  

Según ha explicado el secretario general de Unión Empleados de Ahorro (UEA), Eduardo Rodríguez Rodríguez, actualmente, y a escasos días de que finalice el plazo de negociación del expediente de despido, las posturas de los empleados y la empresa están "muy alejadas".

  

Al respecto, ha precisado que ambas partes necesitarían un acuerdo y, de no alcanzarse, el Banco Ceiss sería la única entidad del sector que no lograra un punto de consenso con los trabajadores en medio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). "Sería peligroso para todos", ha apostillado.

  

En este sentido, ha criticado la actitud "inmovilista" de la entidad, muy alejada tanto de las pretensiones de los empleados como de cualquier otra entidad del sector en su misma situación. "Lo que ofrecen está alejadísimo del peor de los acuerdos del sector, por lo que ahora es inviable, innegociable e infirmable", ha recalcado.

  

Por su parte, el secretario general de la Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros y Afines (Csica), Luis José Rodríguez, ha insistido en que los trabajadores no están de acuerdo con las medidas que propone la empresa, especialmente con los despidos planteados, a pesar de haberlos rebajado en 182 efectivos.

 

"DESPIDO CERO"

  

Según ha señalado, las organizaciones sindicales proponen el "despido cero" en esta negociación, por lo que habrá que llegar a un número suficientemente importante con las bajas motivadas por prejubilaciones y las bajas incentivadas de una forma "digna".

  

En la concentración celebrada en la plaza de Botines, en la que han participado personas procedentes de Galicia, Aragón y Asturias, además de castellanos y leoneses, se podían leer pancartas "los trabajadores no somos culpables", "Unicaja se lo ha llevado todo" o "sí venta, no cierre".

  

Alrededor de las 13.00 horas la concentración ha partido hacia Gran Vía de San Marcos para manifestarse en la Inmaculada y regresar a Botines por Ordoño II.

  

Las movilizaciones continuarán la próxima semana con paros parciales de 15 minutos previstos los días 6, 7 y 8 de mayo, además de tres jornadas de huelga total para los días 9, 10 y 13 de mayo.