Más de 1.100 escolares participan en el programa formativo 'Más Iguales'

El objetivo ha sido sensibilizar a los jóvenes en la igualdad de género y fomentar la corresponsabilidad
Un total de 1.145 escolares, de entre 10 y 12 años, de 28 colegios de Castilla y León -a una media de tres en cada provincia- han participado a lo largo de este año en las sesiones de formación especializada y sensibilización, organizadas conjuntamente por las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades y Educación. Este programa tiene como objetivo crear en los escolares una opinión y sensibilización firme sobre igualdad real entre hombres y mujeres; fomentar la corresponsabilidad conjunta; evitar expectativas y valoraciones distintas por el simple hecho de ser niño o niña; y contribuir a erradicar los estereotipos sexistas.

A las sesiones de trabajo que se desarrollaron de forma didáctica y participativa, y con una duración de dos horas y media, asistieron 578 niños y 567 niñas. Quince sesiones se realizaron en el medio rural y 13 en el ámbito urbano. Pero, además, los talleres formativos contaron con la participación de 130 adultos, entre profesores y personal de las administraciones.

La acción formativa estuvo dirigida por expertos en pedagogía escolar y agentes de igualdad, con una dinámica de trabajo muy participativa y lúdica, a través de juegos, ejercicios de ingenio, actividades teatrales adaptadas a las edades y peculiaridades de cada grupo. Las sesiones de trabajo se impartieron en horario escolar y en grupos de un máximo de 60 participantes.

Al inicio de cada sesión, los alumnos compartieron de forma inicial qué ideas y actitudes previas tenían sobre lo que significa la igualdad de género. A través de dinámicas, los estudiantes pudieron darse cuenta de los estereotipos existentes, clarificar y diferenciar los conceptos sexo y género.

Al mismo tiempo, analizaron los 'clichés' que se cuelan en videojuegos y anuncios de juguetes o juegos conocidos por los niños. La actividad concluyó con la redacción de un 'Manifiesto para vivir en igualdad', en el que cada participante plasmó sus compromisos personales para llevar a la práctica los conocimientos adquiridos para superar prejuicios sexistas.