Más controles de alcohol y drogas para la Operación Especial de Tráfico del Pilar

La Dirección General de Tráfico pone en marcha desde las 15:00 horas de hoy viernes y hasta las 24:00 horas del lunes 12 del mismo mes,  un dispositivo especial de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, en las carreteras de Castilla y León, donde se prevén 720.000 desplazamientos de vehículos.

El objetivo de dicho operativo es dar servicio y velar por la seguridad de los distintos usuarios de la vía, debido al incremento de desplazamientos que tendrá lugar por carretera durante los tres días festivos, al coincidir la festividad del 12 de octubre en lunes.

 

En este periodo de tiempo, se prevé que se realicen unos 4,8 millones de desplazamientos de largo recorrido, cuyos principales destinos serán las zonas de descanso, turísticas de costa y montaña; desplazamientos de corto recorrido a zonas de segunda residencia y de ocio cercanas a núcleos urbanos y desplazamientos a poblaciones que celebran sus fiestas populares, principalmente en la Comunidad de Aragón o  fiesta autonómica, como es el caso de la Comunidad valenciana donde el viernes 9 también es festivo.

 

 

 

 

 

 

 

 


Los principales problemas circulatorios se presentarán durante la tarde del viernes en las salidas de los grandes núcleos urbanos, para luego trasladarse a última hora de la tarde o primeras horas de la noche a las zonas de destino. Se tendrá especial atención en este día en los accesos y travesías de la Comunidad Valenciana que celebran su fiesta autonómica. El sábado por la mañana también se prevé tráfico intenso en las salidas de las grandes ciudades.

 

El domingo, los desplazamientos serán de corto recorrido y principalmente a zonas de ocio y recreo cercanas a núcleos urbanos, produciéndose el retorno a primeras horas de la tarde.

 

El lunes 12, día festivo en toda España, se prestará especial atención en los accesos y travesías de aquellas poblaciones que celebran su fiesta y ya por la tarde comenzará el retorno de dicha operación. Los problemas circulatorios se producirán en los grandes ejes viarios de comunicación: carreteras nacionales, autopistas y autovías, para ya a última hora de la noche trasladarse a las vías de acceso a los grandes núcleos urbanos.

 

Durante estos días, se establecerán las medidas de ordenación y regulación del tráfico, oportunas, para evitar retenciones y garantizar la seguridad en las carreteras.

 


AL SERVICIO DEL CONDUCTOR


Para llevar a cabo esta operación se ha establecido un dispositivo que cuenta con personal de la Dirección General de Tráfico y de otras entidades. Alrededor de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información en los distintos centros de Gestión del Tráfico; más de 13.000 empleados de las empresas de conservación y explotación y de las vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia, tanto sanitarios como bomberos.
En Castilla y León 911 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil velarán por la seguridad


Además de los medios humanos, la DGT cuenta con sistemas instalados en las carreteras que permiten conocer el estado de la circulación y comunicar las incidencias a los conductores: 1.603 cámaras de televisión, 2.388 estaciones de toma de datos, 2.214 paneles de mensaje variable. También 12 helicópteros que actúan en misiones de vigilancia desde sus bases de Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y A Coruña.

 

El Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid contará con 84 personas y los siguientes medios:

 

DGT

CTV

DET

PMV

SEVAC

95

867

160

88

Ávila

0

10

1

3

Burgos

27

208

41

23

León

16

141

33

12

Palencia

6

66

9

7

Salamanca

7

54

7

2

Segovia

4

51

12

10

Soria

0

6

4

3

Valladolid

25

228

43

18

Zamora

10

103

10

10




 

Con todos estos medios materiales y humanos, la DGT…

 

Instalará carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria  y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades.

 

Restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

 

Se paralizarán las obras en las carreteras y se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada.

 

Se han diseñado itinerarios alternativos recomendados según origen y destino, para evitar la zona centro, que es la que más intensidad circulatoria presenta y el diseño de itinerarios desde la zona de Levante a Madrid con distancias y tiempos de recorrido.

 

ATENCIÓN A LA VELOCIDAD, DROGAS-ALCOHOL Y CARRETERAS CONVENCIONALES

 

Además de todas esas medidas,  los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, vigilarán el correcto cumplimiento por parte de los distintos usuarios de la vía de las normas de circulación con:

 

La realización de controles de alcohol y drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora.

 

Intensificación de la vigilancia en carreteras convencionales, sobre todo en los tramos de carreteras convencionales con especial peligrosidad, que la DGT ha identificado e hizo públicos en su web. Tráfico recomienda consultar los tramos identificados, para que en caso de transitar por dichas carreteras se extremen las medidas de precaución y se cumplan los límites de velocidad establecidos en cada uno de ellos.

 

Vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación a pie de carretera y desde el aire con los 8 radares Pegasus de los que dispone la DGT.