Más colaboración entre Policía Nacional y Local para contrarrestar la violencia de género

Esta es la apuesta que ha hecho el director de la Policía, Ignacio Cosidó, durante la inauguración en Ávila de la primera Jornada de Mandos de Policía Nacional y Local Sobre Cooperación en la Protección de Víctimas de Violencia de Género y Doméstica.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha manifestado la intención del Cuerpo Nacional de Policía de aumentar la colaboración con las policías locales en materia de protección a mujeres amenazadas y víctimas de la violencia de género.

 

Con motivo de la primera Jornada de Mandos de Policía Nacional y Local Sobre Cooperación en la Protección de Víctimas de Violencia de Género y Doméstica, que se celebra en Ávila, Cosidó ha destacado y agradecido el "esfuerzo importante" que llevan a cabo las policías locales.

 

De las 50.000 mujeres de la base de datos del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGen) de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, más de la mitad se encuentran protegidas por la Policía Local y 5.000 por las policías locales, correspondientes a 54 cuerpos.

 

"Nos gustaría que pudiéramos aumentar esa colaboración y que pudiera haber una mayor participación de las policías locales en esta labor tan esencial de proteger a las mujeres amenazadas".

 

Al inaugurar el encuentro, Cosidó ha destacado como objetivo "la mejora de la lucha contra la violencia en el ámbito familiar", que es "una de las prioridades" de la Dirección General de la Policía, ya que la ha situado "al mismo nivel" que el terrorismo, el cibercrimen o la trata de seres humanos.

 

En el trabajo contra la violencia machista se han potenciado las unidades familia-mujer, se han revisado protocolos y se ha mejorado la formación, pero es "un reto" en el que la Policía Nacional "no puede estar sola", según ha defendido.

 

El director de la Policía ha aludido a la última encuesta del CIS, porque en ella un 0,6 por ciento de los encuestados mostraban preocupación por la violencia machista.

 

"El trabajo frente a estos delitos debe conseguir que se genere confianza para que las mujeres denuncien y así la Policía les ofrezca un nivel de protección que sería imposible proporcionarles sin denuncia", ha concluido.