Martín Casillas ya le da patadas al balón ante la mirada del mejor maestro, su padre

Martín Casillas

Íker Casillas y Sara Carbonero han disfrutado de una Semana Santa de lo más relajada. La pareja ha decidido quedarse en Madrid y no viajar fuera de la ciudad.    

Pero la periodista ha conseguido su propósito número uno: desconectar. Carbonero ha compartido en su blog cómo ha sido sus días de descanso en los que su pequeño Martín ocupaba el máximo protagonismo.

 

"He aprovechado para dar largos paseos por la Casa de Campo que ya está verde y preciosa, por el centro de un Madrid prácticamente desierto enseñándole a Martín mi barrio preferido. También para cenar en una de mis terrazas favoritas que normalmente está llena pero en estas fechas no hay casi nadie. He ido a la última sesión del cine, a comprar flores para la casa, he vuelto a coger la guitarra, he aprendido a hacer torrijas", escribía Sara en su blog.

 

Además, la presentadora ha publicado unas tiernas imágenes donde podemos ver a Martín dando sus primeros toques de balón junto a su orgulloso papá.