Márquez no se 'baja de la moto' y logra su sexta victoria consecutiva

Sufrió ante Jorge Lorenzo pero volvió a reinar, esta vez en casa de Rossi.

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) logró una nueva victoria en el Gran Premio de Italia, la sexta de la temporada en seis carreras, tras imponerse en los metros finales a Jorge Lorenzo (Yamaha) y al italiano Valentino Rossi (Yahama), que acabó su carrera número 300 con un meritorio tercer puesto.

 

Así las cosas, el piloto de Cervera alejó los fantasmas que sobrevolaban el trazado transalpino desde la temporada pasada --cuando se cayó cuatro veces durante el fin de semana y no acabó la prueba--, y da un golpe de autoridad que le reafirma aún más en el liderato del Mundial, en el que tiene 53 puntos de ventaja con Rossi, que escala a la segunda posición.

  

Con el semáforo en verde, el italiano Andrea Iannone (Ducati) se colocó en la primera posición seguido de Lorenzo y de Márquez, que fueron los únicos capaces de seguir el alto ritmo inicial que marcó la Ducati. Sin embargo, poco le duró la alegría a la marca italiana, que vio cómo quedaba relegada a la tercera plaza antes de acabar la primera vuelta.

  

Por detrás, Valentino Rossi completó una espectacular remontada que le llevó de la décima posición hasta la tercera en apenas tres vueltas, mientras que Dani Pedrosa (Honda) sufría con Pol Espargaró (Yamaha) y con Andrea Dovizioso (Ducati) en busca de subir a la sexta plaza.

  

El ritmo marcado por los pilotos nacionales fue demasiado para Valentino Rossi, que tras marcar un ritmo que le permitió alejarse de un Pedrosa que logró superar a Iannone y se puso cuarto, se conformó con el tercer escalón del podio y acabó perdiendo de vista a Lorenzo y a Márquez.

  

A falta de siete vueltas para el final y con el piloto mallorquín liderando la carrera, Márquez decidió subir el ritmo y comenzar las hostilidades en busca de la primera plaza. La prueba se convirtió en un recital de adelantamientos entre dos pilotos que no dieron su brazo a torcer y que llegaron a las últimas curvas emparejados.

  

Ya en la última vuelta, Márquez volvió a ser el más listo de la clase y tras ponerse por delante en la primera curva del circuito supo gestionar bien la ventaja con el mallorquín y pudo cruzar la línea de meta por delante de Lorenzo, consiguiendo la sexta victoria consecutiva y siendo el primer piloto que logra la hazaña desde 2002.

  

Por detrás, Pol Espargaró luchó hasta el final con Pedrosa por la cuarta posición pero el de Honda le acabó ganando la partida, mientras que Álvaro Bautista (Honda) firmó una gran octava plaza por delante de Aleix Espargaró (Yamaha), que sufrió muchos problemas con su moto y no encontró un ritmo competitivo durante el fin de semana.