Mario Gas dirige el duelo interpretativo de Miguel Ángel Solá y Daniel Freire en 'El veneno del teatro'

Miguel Ángel Solá
La obra, de Rodolf Sirera, es una "fábula moral y maldita, un thriller en torno a lo que es el arte", dice el director
La obra, de Rodolf Sirera, es una "fábula moral y maldita, un thriller en torno a lo que es el arte", dice el director

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El director de escena Mario Gas, hasta este verano responsable del Teatro Español de Madrid, dirige el duelo interpretativo de Miguel Solá y Daniel Freire en 'El veneno del teatro', de Rodolf Sirera, un espectáculo que llegará a la Sala Verde de los Teatros del Canal del 29 de noviembre al 16 de diciembre.

Gas ha explicado este miércoles que se trata de "un texto paradigmático de la dramaturgia contemporánea", "una pequeña joya de hora y veinte minutos" que su autor escribió en los años 70 a raíz de un encargo para televisión y que posteriormente se ha representado en numerosos escenarios, entre ellos el María Guerrero de Madrid con Manuel Galiana y José María Rodero al frente del reparto.

"Es una obra interesante, un juego dialéctico sobre ser y representar. Es una fábula moral, maldita, un thriller en torno a lo que es el arte", apunta el director de escena.

La función, ubicada inicialmente en la Francia revolucionaria, se ha trasladado a los años 20 del pasado siglo, "un periodo entreguerras, en el que aparecen los fascismos, que encaja mejor con lo que expone la obra", explica.

En este texto, Gabriel de Beaumont, un famoso actor, es invitado por un misterioso marqués, aristócrata famoso por sus aficiones extravagantes, a visitarle en su palacio. Allí recibirá el encargo de interpretar una obra teatral sobre la muerte de Sócrates, escrita por el propio marqués. Pronto comprobará que todo es una trampa de éste para someterlo a un cruel experimento sobre realidad y representación, en relación con el tema de la muerte.

UN JUEGO DE AJEDREZ

Según Mario Gas, la obra "permite un juego de ajedrez entre dos actores fantásticos y un trabajo pormenorizado de dirección, sin alharacas". El director de escena reconoce que, tras dejar el Teatro Español, la "apetecía" un montaje "íntimo" como éste para poder tener tiempo de pensar por qué caminos se moverá en el futuro.

Asimismo, Gas opina que hay muchas posibles interpretaciones de este texto: "juego de poder y sumisión, castas enquistadas en sí mismas, experimentos, una historia de búsqueda de dominación..."

Para Miguel Ángel Solá 'El veneno del teatro' es un "texto difícil y abigarrado, con un lenguaje que no es fácil retener". En su opinión, los dos protagonistas muestran dos formas de creer en el teatro con las que él no comulga pero que respeta y defiende interpretativamente. Para Solá, el actor "debe abrir el camino al personaje pero sin estar distanciado, separar la paja del trigo y estorbar lo menos posible. Es la transmisión de sentimientos, sensaciones y pensamientos", apunta.

Asimismo, considera que esto tiene mucho que ver también con las modas. "Ahora se acepta la naturalidad, que depende de muchas cosas pero que es uno de tantos principios de la actuación", explica.

A este respecto, para Daniel Freire, que califica esta obra de Sirera de "texto complejo", actuar tiene que ver otros aspectos: "con cómo trabajo yo mi campo emocional, con mi forma de percibir y sentir la vida", señala. "La técnica es necesaria pero, más allá de esto, existen otros elementos que sirven como base para rellenar esa estructura", añade.

Ambos actores argentinos viajarán con esta función el próximo mes de abril al teatro Maipo de Buenos Aires y regresarán en mayo a España para realizar una gira por distintas ciudades españolas. En septiembre de 2013 volverán a los Teatros del Canal y en enero de 2014 hay otra gira con la obra programada por Hispanoamérica.