Mariano Rajoy verĂĄ si el rescate es necesario y no aceptarĂĄ condiciones sobre polĂ­ticas concretas

"Me la tengo que pensar. Tengo la obligaciĂłn de ser muy prudente", ha dicho sobre la decisiĂłn del rescate

L presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aĂşn no ha tomado la decisiĂłn sobre el rescate porque primero hay que ver si es necesario, aunque ha garantizado que en ningĂşn caso aceptarĂĄ condiciones sobre las polĂ­ticas concretas que tiene que adoptar el Gobierno. El jefe del Ejecutivo ha rechazado que su decisiĂłn tenga que estĂŠ relacionada con las elecciones vascas y gallegas, pero sĂ­ ha apuntado que estudiarĂĄ si conviene o no pedirlo en este momento.

AsĂ­ lo ha seĂąalado Rajoy en una entrevista concedida a TVE y recogida por Europa Press, donde ha dicho, "con absoluta franqueza", que aĂşn no ha tomado esa decisiĂłn. "Me la tengo que pensar. Tengo la obligaciĂłn de ser muy prudente", ha dicho, tras garantizar que lo harĂĄ si es bueno para los espaĂąoles.

Rajoy ha seĂąalado que lo importante es saber que si EspaĂąa lo pide habrĂĄ rescate porque el BCE ha tomado una decisiĂłn "muy importante" al "abrir una ventanilla" que garantiza la irreversibilidad del euro y que, por sĂ­ misma, ya mandĂł un buen mensaje a los mercados y permitiĂł que bajara el tipo de interĂŠs.

"Eso quiere decir que fue una seĂąal magnĂ­fica", ha seĂąalado el presidente, tras considerar que, tras el paso dado por el BCE, el Gobierno estudiarĂĄ si conviene o no pedir el rescate en este momento. "Vamos a estudiar si nos conviene hacerlo en ese momento y cuĂĄles son las condiciones que se pueden plantear", ha dicho, tras recordar que la prima ha bajado mucho y resaltar la necesidad de esperar a algunos acontecimientos como el Consejo Europeo de este fin de semana.

Si conviene hacerlo, ha indicado Rajoy, se harĂĄ "con absoluta certeza", aunque, a su parecer, no se trata de un tema que tenga que ver con las elecciones. "No es un tema de derrotas ni de victorias, sino de resolver los problemas de EspaĂąa", ha subrayado, al ser preguntado por la posibilidad de que el rescate se pida tras los comicios en Galicia y PaĂ­s Vasco del 21 de octubre.

A su parecer, una decisiĂłn de este tipo, que afecta 47 millones de espaĂąoles, obliga al Gobierno a estudiar las cosas "muy bien" y a ser "prudente". En cualquier caso, ha asegurado que harĂĄ siempre lo mejor para los intereses de los espaĂąoles y que lo comunicarĂĄ en su momento dando sus razones.

AdemĂĄs, se ha referido una y otra vez a la necesidad de conocer primero las condiciones. De hecho, ha puesto como ejemplo a un ciudadano que va a un banco a pedir un crĂŠdito para comprar una casa y ha recordado que lo primero que hace es preguntar las condiciones, el tipo de interĂŠs, los avales o el tiempo del que dispone para devolverlo.

LAS CONDICIONES SERÁN "RAZONABLES"
No ha querido avanzar las "lĂ­neas rojas" del Gobierno en esta materia, aunque sĂ­ ha dicho que no le gustarĂ­a ni aceptarĂ­a polĂ­ticas concretas impuestas desde fuera. En cualquier caso, ha garantizado que no frivolizarĂĄ y se ha mostrado "absolutamente convencido" de que las condiciones europeas serĂĄn "razonables", como tambiĂŠn lo fueron las de rescate bancario.

A su parecer, el reto "mĂĄs importante" de la economĂ­a en este momento y la "obligaciĂłn bĂĄsica de EspaĂąa como paĂ­s" para los prĂłximos aĂąos es cumplir con el dĂŠficit. "Con absoluta franqueza le digo si hay alguna prioridad en este momento para crecer y crear empleo es reducir el dĂŠficit. Es mucho mĂĄs importante que esto que todo el mundo llama el rescate. Esto es muchĂ­simo mĂĄs importante", ha dicho.