Margallo critica el "ruido mediático desproporcionado" sobre el 'caso Bárcenas', que "no es bueno" para la marca España

José Manuel García- Margallo
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha afirmado este lunes que se ha generado "un ruido absolutamente desproporcionado" en torno al escándalo sobre las supuestas irregularidades cometidas por el extesorero del PP Luis Bárcenas, algo que "no es bueno" para la marca España, y ha señalado que la corrupción hay que perseguirla "cuando se tengan indicios fiables".
MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, García-Margallo ha indicado que las informaciones sobre posibles casos de corrupción afectan "sin duda alguna" a la imagen de España en el exterior. "Que ocupemos las primeras páginas con este tema no es bueno", y por eso "siempre he pedido que estos temas se traten con una enorme prudencia", ha subrayado.

En lo que se refiere a la actuación de Bárcenas --que tenía varios millones de euros en cuentas suizas-- y los sobresueldos en negro que, según informaciones periodísticas, podría haber pagado a dirigentes del PP, "lo que tenemos son unas fotocopias de un original que no aparece", ha dicho el ministro.

A su juicio, "lo que hemos montado es un ruido absolutamente desproporcionado" y, aunque "la corrupción hay que perseguirla", hay que hacerlo "cuando se tengan indicios fiables, y no ser nosotros los que aumentemos el ruido mediático".

QUE LOS IMPUTADOS INOCENTES RECUPEREN SU HONOR

Sin embargo, García-Margallo ha rechazado la idea expresada por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, de que "la corrupción se ha cargado en dos semanas la imagen exterior de España". "No estoy seguro de q eso sea así", ha manifestado.

"La recuperación de la Marca España en el año 2011 ha sido espectacular. Es posible que esto retrase esa recuperación e incluso que nos haga retroceder un poco", ha admitido. Ante esta situación, considera "absolutamente necesario" tomar "medidas tajantes para que el que pisa raya pague el precio" y, al mismo tiempo, "acelerar la Justicia para que los que sean imputados de forma falsa o de forma ligera puedan recuperar con rapidez su honor".