Marcos Martínez intentó amañar un contrato para ascender en el PP

Foto: Europa Press

El expresidente de la Diputación de León niega, a preguntas del juez, que pretendiese amañar contratos vinculados a San Isidro, pero el instructor de este caso sospecha que "planearon fraccionar los contratos de la estación de esquí en cinco partes para evitar un concurso público".

El juez Eloy Velaco, instructor del caso 'Púnica', sospecha que el que fuera presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, pretendía "amañar" los contratos vinculados a la estación de esquí de San Isidro a cambio de obtener influencias en Génova con la intención de hacerse con la presidencia del PP leonés.

 

Así consta en una información difundida por Cadena Ser Radio León que se ha hecho con los audios del interrogatorio al que Martínez Barazón fue sometido el pasado 30 de octubre tras ser detenido por su presunta implicación en una trama de corrupción.

 

Según esta información, el juez Velasco revela a Martínez Barazón-- que había sido nombrado presidente de la Diputación cinco meses antes de su detención, tras el asesinato de Isabel Carrasco-- parte de las grabaciones telefónicas en las que él mismo aparece hablando con diversos implicados en la trama 'Púnica', entre ellos el cabecilla, Alejandro de Pedro.

 

Marcos Martínez niega, a preguntas del juez, que pretendiese amañar contratos vinculados a San Isidro, pero el instructor de este caso sospecha que el expresidente de la Diputación y la trama "planearon fraccionar los contratos de la estación de esquí en cinco partes para evitar un concurso público de libre concurrencia".

 

Asimismo, durante el interrogatorio, que se prolonga durante 56 minutos, el juez plantea sus sospechas, a tenor de las conversaciones telefónicas, de que Marcos Martínez habría facilitado a la trama los pliegos de los contratos para que los elaborasen a su medida, algo que el expresidente niega.

 

Durante el interrogatorio Marcos Martínez Barazón reconoce tratos directos con Alejandro de Pedro aunque asegura que no fue él quien lo introdujo en la Diputación de León, sino su predecesora, Isabel Carrasco.