Marc Márquez vuelve a reinar donde empezó todo

Márquez por su parte parece, al menos de momento, correr contra un único rival: él mismo.

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Honda) ha logrado este domingo el triunfo en el Gran Premio de Las Américas, el lugar donde consiguió el año pasado su primera victoria en la categoría, y suma ya dos triunfos en dos carreras aventajando así en 44 puntos en la clasificación del Mundial a su principal rival, el español Jorge Lorenzo (Yamaha), que en Austin se adelantó en la salida y tras ser sancionado acabó décimo.

  

En la misma pista en la que el año pasado logró su primera victoria en MotoGP --en la que era su segunda carrera en la categoría--, Marc Márquez demostró que hoy por hoy es el dominador de la máxima categoría del motociclismo. Sin discusión. Y es que el de Cervera da una sensación de autoridad que deja asombrados a propios y extraños. En dos Grandes Premios ha logrado las dos 'poles' y los dos triunfos.

  

En Losail lo hizo aquejado aún de una lesión en el peroné y tres semanas después, ya sin molestias, se paseó este domingo, sin más rival que él mismo. Desde el principio de la carrera el español lideró la prueba distanciándose poco a poco de su compañero de equipo Dani Pedrosa, que concluyó segundo demostrando que en este instante las Honda son superiores a las Yamaha.

  

El máximo rival para el Mundial de MotoGP a priori era Lorenzo. El balear no estuvo fino en la sesión clasificatoria, algo más achacable a su moto que a él, pero este domingo el error fue suyo. Cuando aún no se habían apagado las luces rojas del semáforo de salida, el de Yamaha aceleró su moto arrancando la carrera antes de tiempo. Este hecho le supuso un 'Ride Through' que le obligó a pasar por 'boxes', tras lo cual salió a pista último.

  

Sin duda pesó en Lorenzo su caída en Losail y por tanto la necesidad de sumar puntos e intentar recortar a Márquez. El dos veces campeón del mundo buscó adelantar en la salida y ponerse primero, pero se pasó de impetuoso y acabó por pagarlo. Al final terminó décimo, con lo que al menos rescató seis puntos de cara a la lucha por el título.

  

Otro claro ejemplo de que Yamaha no está yendo bien en las primeras pruebas fue Valentino Rossi. El italiano retrocedió puestos tras haber estado luchando por la tercera posición en las primeras vueltas, para acabar por concluir octavo a más de 45 segundos de Márquez.

  

De cara al próximo Gran Premio del Mundial, que se disputará entre los días 25 y 27 de abril en Argentina, Yamaha y Lorenzo deberán mejorar si no quieren que se les empiece a escapar el Mundial tras tan solo tres pruebas. Márquez por su parte parece, al menos de momento, correr contra un único rival: él mismo.