Manuela Prieto: "La Junta deja en la estacada a las corporaciones y a los ciudadanos"

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila, Manuela Prieto.

La concejala socialista en el Ayuntamiento de Ávila asegura que la Consejería de Familia pone dificultades para la prestación se servicios sociales, y señala que los ayuntamientos "no pueden convertirse en una línea de crédito para la Junta de Castilla y León"

La concejala socialista en el Ayuntamiento de Ávila, Manuela Prieto, ha asegurado que “la Consejería de Familia está poniendo en serias dificultades la prestación de servicios sociales como consecuencia de los retrasos en el cumplimiento de los pagos del acuerdo marco”.

 

Según explicó, “a mediados de 2014, todavía falta de ingresar el último trimestre del 2013 y la parte correspondiente del 2014, cuando el año 2013 debería haberse abonado el 31 de marzo". Los ayuntamientos, continúa, "no pueden convertirse en una línea de crédito para la Junta de Castilla y León, puesto que la situación de las arcas municipales, en este caso, de las de nuestro consistorio, no es ni mucho menos, tan boyante como para poder hacer frente a estos retrasos”.

 

Prieto ha lamentado "esta falta de seriedad y de compromiso, ya no sólo con las entidades locales, sino también con las personas que necesitan de los servicios sociales". Y añade que "los retrasos en el pago se suman, además, a los recortes que viene sufriendo la aportación del Acuerdo Marco en los últimos años”.

 

“Con esta actitud, la Junta deja sin respuesta las necesidades de la ciudadanía que se encuentra en situaciones de dificultad, como desempleo, discapacidad, dependencia, exclusión social, etc., que cada vez viven más personas", denuncia Prieto, quien, asimismo, advierte que “esta falta de respuesta de la Junta se suma a la reforma de la administración local del Gobierno de España, en la que traspasa en el plazo de un año a las autonomías la gestión de los servicios sociales, usurpando esta competencia a las entidades locales sin definir quién sufragará los costes de los servicios que dejarán de prestar las corporaciones locales."