Manuela Prieto acusa a la Junta de primar intereses económicos sobre necesidades sociales

Manuela Prieto

La concejala socialista, Manuela Prieto, ha acusado al ejecutivo autonómico de maquillar la realidad y de querer engañar a los ciudadanos haciendo “declaraciones públicas en las que afirma estar comprometido con los ciudadanos y las familias y, sin embargo, luego hacer todo lo contrario”. 

Manuela Prieto señala en una nota de prensa que “los recortes y las decisiones adoptadas en ciertas cuestiones ponen de manifiesto que la Junta de Castilla y León prima los intereses económicos por encima de los servicios de calidad y de la atención a las personas, así como por encima de sus propios compromisos".

 

Para la socialista el aula de autismo es un ejemplo de ello. "De no ser así, no se explica que los usuarios de la asociación Autismo Ávila se queden, por tercer curso consecutivo, sin el aula especializada que la Junta se comprometió a poner en funcionamiento en 2010”.

 

Prieto ha indicado que “los niños con autismo necesitan una atención especial, pero no necesariamente un colegio especial. La convivencia con otros niños que no tengan autismo es muy beneficiosa para ellos, por lo que la solución no puede ser que vayan a un centro especial ni tampoco a un colegio ordinario, sin más. Hay que buscar una solución intermedia, y eso es lo que la Junta prometió. Es decir, un aula específica como hay en otros colegios de la comunidad, como en León”.

 

Desde el PSOE apuntan que este "no es el primer ataque que sufren colectivos con necesidades especiales por parte de la Junta de Castilla y León" y recuerdan que "a finales de 2012, la Junta despidió a todos los intérpretes de lenguaje de signos de los alumnos con discapacidad auditiva. Esta decisión fue en contra del empleo, de la calidad del ofertado a posteriori y fue en contra de los alumnos que necesitaban y necesitan este servicio, a los que se obligó a romper el vínculo establecido con su intérprete de años por cuestiones económicas”.

 

Donde no puede romperse la cadena es por el eslabón más débil”, ha dicho Manuela Prieto.