Manuel Vicente (UPyD) se muestra satisfecho por la decisión del TSJCyL

El portavoz del Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Vicente, se ha mostrado satisfecho por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de anular la sexta modificación del PGOU y ha señalado que es preferible conservar la ciudad existente, “donde viven los abulenses”, antes que seguir expandiendo el tejido urbano

El precedente peligroso del que habla el PP no es que un juez ponga en su sitio a un Ayuntamiento por no respetar la legalidad urbanística, es que un Gobierno haya basado el crecimiento urbanístico en intereses políticos en vez de en la sostenibilidad y la realidad social”, ha indicado el portavoz del grupo magenta.

 

Vicente, acompañado por Luis Represa y Rafael Delgado, se ha congratulado de que el TSJCyL haya “puesto coto” a la pretensión del PP de “llevar a la ciudadanía a un futuro que no estaba adecuado a la realidad” demográfica ni económica de Ávila. “El PP ha llevado a cabo un desarrollo urbanístico que no está cimentado en datos verídicos, si no que se han basado en la ilusión de lo que querían que fuese Ávila en lugar de apoyarse en la realidad”, ha recalcado.

 

En este sentido, ha reflexionado sobre que el hecho de que haya más vivienda disponible no atraerá a más personas a vivir a Ávila, puesto que la llegada de población viene determinada por la oferta de empleo y no de casas.

 

Lo que UPyD propone, ha destacado, “es mejorar la ciudad que ya está construida y en la que hoy por hoy viven los abulenses y que tiene cerca de 4.000 viviendas vacías, en vez de gastar esfuerzos en proyectar una ciudad sobredimensionada para un futuro”.

 

Por su parte, Luis Represa, miembro del Consejo Local de UPyD Ávila, ha puesto de relieve que Ávila es la única ciudad de España a la que han anulado tres planteamientos urbanísticos, en referencia a esta sentencia y a los dos fallos judiciales que dejaron sin efecto el anterior PGOU y el Pepcha.

 

Represa recordó que, en el momento en que el Ayuntamiento presentó la modificación sexta del PGOU, en Ávila el índice de paro rondaba el 22%, existía un stock de más de 3.000 viviendas vacías, había vivienda disponible para más de 11.000 habitantes y habían descendido en un 87% las licencias urbanísticas.

 

Esta realidad de “viviendas vacías y urbanizaciones fantasmas” convierten en “un dislate” la pretensión del Equipo de Gobierno del PP de urbanizar la zona sureste de la ciudad en un corredor lineal desde la Ciudad Deportiva hasta Naturávila, “privando a las generaciones futuras de una de las zonas mejor conservadas paisajísticamente” de Ávila, según señalan desde UPyD.

 

La sentencia del TSJCyL, ha recalcado Luis Represa, "advierte al Ayuntamiento de Ávila que la modificación sexta no tiene base legal ni fundamento alguno que la sustente al no necesitarse más viviendas". El PP, lamentaba Represa, ha mantenido “un modelo de crecimiento urbanístico del siglo XIX y XX” mientras que UPyD apuesta por “un modelo con más ciudadanía”, en el que priman los espacios verdes.

 

Por su parte, el coordinador territorial en funciones de UPyD Castilla y León, Rafael Delgado, ha lamentado que, "una vez más, los tribunales tengan que intervenir en la vida municipal para hacer cumplir la legalidad e impedir que se produzca un disparate urbanístico".

 

Además, ha vaticinado Delgado, “no será la única sentencia en este sentido porque hay una especie de fiebre por la modificación de PGOU en un momento de crisis, parece que con el fin de obtener financiación a costa del futuro de los ciudadanos”.

Noticias relacionadas