Manuel Vicente recuerda a Antolín Sanz que Ángel Acebes continúa imputado en dos procesos judiciales

El portavoz del Grupo Municipal UPyD, Manuel Vicente, insiste en que el PP debería apartar a su ex secretario general de la Comisión Ejecutiva del V Centenario de Santa Teresa para no dañar la imagen de la ciudad. 

El portavoz del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Vicente, ha recordado al presidente del Partido Popular abulense, Antolín Sanz, que el ex secretario general de su partido, el abulense Ángel Acebes, continúa imputado en dos procesos judiciales, el caso Bankia y el referente a la existencia de una contabilidad ‘b’ en el PP. Por ello, el portavoz municipal insiste en que tanto Acebes como Sanz y el PP de Ávila deberían pedir disculpas a los ciudadanos por tan bochornoso espectáculo y considera que, para no dañar la imagen de Ávila y de un acontecimiento de relevancia para la ciudad como el V Centenario de Santa Teresa, lo más conveniente es que Acebes abandone la Comisión Ejecutiva que se ocupa de su organización.      


Vicente ha reiterado que Antolín Sanz se ha limitado a realizar "encendidas declaraciones en defensa del honor de Ángel Acebes, en lugar de explicar a los abulenses por qué mantiene en las filas de su partido a una persona que se encuentra encausada en dos procesos judiciales, el caso Bankia, que precisamente ha sido llevado a los tribunales por UPyD, y el otro, de corrupción política, ya que se investiga la presunta existencia de una contabilidad opaca en el Partido Popular, del que Acebes fue secretario general".


En cuanto a las declaraciones de Antolín Sanz acerca de quienes han criticado a Acebes por estar imputado de forma simultánea en varios escándalos por corrupción, Manuel Vicente ha recordado que "los carroñeros acuden solamente cuando huelen algo podrido”, por lo que el presidente del PP debería tomar nota del aviso y tomar medidas si quiere que los ciudadanos mantengan la confianza en su partido, vapuleado en los últimos meses por los escándalos de corrupción, siendo el último la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato.