Manuel González: “Como equipo somos muy críticos, siempre hay cosas que cambiar”

Foto: www.feriadeteatro.es

El director de la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo, Manuel González, hace un balance de lo que ha sido la XVI edición del certámen.

El director de la Feria de Teatro de Castilla y León, Manuel González, dice haber cumplido con los objetivos marcados para esta decimosexta edición, que ha tenido un aforo medio del 96 por ciento en sus funciones, un dato relevante para el sector de las artes escénicas en estos tiempos.

 

TRIBUNA ha hablado con Manuel González, el que ha repasado lo que la Feria ha dado de sí en sus cinco días de duración.

 

¿Qué balance hace de esta decimosexta edición de la Feria de Teatro?

Tenemos una satisfacción moderada. Hemos cumplido con los objetivo impuestos, entre los que puedo destacar el número de profesionales que se han inscrito, la afluencia de público que apoya y respalda este proyecto, la intensidad y lo fructíferos que han sido los encuentros profesionales, así como la gran repercusión y cobertura que nos han dado los medios.

 

¿Son los resultados esperados?

Sí, en las previsiones esperábamos superar los 30.000 espectadores y así ha sido, la venta de entradas en taquilla ha alcanzado el 96 por ciento y los espectáculos de arte de calle han tenido una participación masiva. Los resultados concretos aún no están fijados.

 

¿Qué opinión le merecen las cifras de asistencia media a las funciones este año?

Han sido unas cifras estupendas. Hemos contado con seis espacios y una media de entre diez y doce actuaciones por día a un precio de seis ocho euros, por lo que podemos considerarlo una apuesta arriesgada. De ese 4 por ciento restante para completar los espectáculos, destaca la ausencia de público en un espectáculo de danza contemporánea y en otro de un compañía francesa.

 

¿Se han mantenido los precios de otras ediciones o se han tenido que adaptar a la situación económica en la que se encuentra el país?

Hemos mantenido estos precios, porque que los consideramos precios populares, pues van de cuatro  diez euros. Gracias a la Junta y su financiación podemos permitirnos no sobrecargar al público.

 

Que una compañía como Rayuela Producciones Teatrales, que cumple 25 años en los escenarios, este presente en esta feria castellanoleonesa, ¿cómo se ve desde el punto de vista de la organización?

Es un milagro que una empresa teatral perviva con una o dos producciones en una comunidad como Castilla y León. Es un verdadero milagro, un ejercicio de resistencia.

 

¿Tienen la misma acogida los estrenos que las obras ya conocidas y estrenadas?

Las compañías conocidas y las obras con actores reconocidos son las más concurridas por los espectadores, mientras que los profesionales prefieren estrenos y compañías nuevas, y buscan lo último. Estrenar obras en una feria como esta es arriesgado, hay muchos profesionales que van a juzgar y a comprar el producto, pero hacerlo es importante, porque no deja de ser un mercado.

 

Cinco jornadas de arte con actividades externas, tertulias, foros... ¿cómo se consigue una participación tan alta?

En realidad, una feria con 3 días seria suficiente, pero esta va más allá. Contamos con una comunidad amplia y, debido a su formato ecléctico, unos precios asequibles, la variedad de género y sobre todo un público como este, es posible que estos cinco días sigan dando cabida a tales actividades. 

 

Es la primera edición en la que entran en contacto profesiones y público en tertulias y foros que antes eran exclusivos de los expertos. ¿Ha funcionado bien esta iniciativa?

Sí, han sido espacios reducidos con plazas limitadas para el público, entre cincuenta y ochenta, pero la presencia de profesionales como Rosa Díaz ha hecho que estas plazas se agotasen con facilidad.

 

¿Qué tiene la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo para tomar tanta relevancia en el sector de las artes escénicas?

En primer lugar una experiencia acreditada, llevamos ya 16 años de trabajo, por otro lado la credibilidad que le aportan instituciones como la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, las diputaciones, el Gobierno de Extremadura, Asociaciones del sector de las artes escénicas o empresas privadas y, por supuesto, la repercusión que le dan los medios, hace que crezca y que cada año se de un paso más.

 

Más de una década con este proyecto da para mucho. ¿Ha sido fácil?

Fácil no, siempre ha habido obstáculo problemas de gestión, presupuestos moderados... No hay que olvidar el esfuerzo que hace la Junta para que este proyecto continúe, pero es una inversión de futuro. He de destacar que como equipo de trabajo somos muy estrictos, y siempre hay cosas que se pueden cambiar.