Mañueco niega a los críticos del PP 'tarde y mal' el congreso para discutir el liderazgo de Rajoy

El presidente del comité de garantías contesto al Foro Pensamiento y Desarrollo que el aparato "no valora" convocar congreso ahora y que no se hizo en su día por las elecciones: alega que se tomó la decisión en diciembre de 2015, un año después de la fecha prevista.

El presidente del comité de garantías del PP, y alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha negado a la creciente corriente crítica del partido que sea necesario celebrar un congreso ordinario para deciri si Mariano Rajoy debe seguir siendo el número uno y candidato de los populares al Gobierno. Lo ha hecho con un burofax que los responsables del Foro Pensamiento y Desarrollo han facilitado a TRIBUNA en el que "no valora" las peticiones que insistentemente le ha hecho llegar este movimiento crítico.

 

El burofax que ha enviado Mañueco (se puede consultar al pie de esta información) es la contestación a las exigencias que, desde hace más de un año, le han planteado este foro y a las que no se había dignado en contestar. En el último de varios, le exigían congreso ordinario o le llevaría a los juzgados. Así lo denunciaban hace unos días María Fuster y Joaquín Vázquez, cabezas visibles del foro que agrupa ya a miles de visitantes. Sin embargo, la respuesta está muy lejos de ser satisfactoria según los demandantes, que están dispuestos a seguir con sus acciones, que incluyen una denuncia al propio Fernández Mañueco por no hacer cumplir los estatutos del partido.

 

En su contestación, Fernández Mañueco alega que no se ha celebrado congreso por la proximidad con las elecciones. Sin embargo, el congreso tenía que haberse celebrado a principios de 2015, a muchos meses vista de las elecciones municipales y de las generales; era el momento idóneo ya que sirve, entre otras cosas, para designar al candidato a presidente del Gobierno. 

 

El propio Fernández Mañueco queda en evidencia al asegurar que la decisión de no convocar congreso se tomó en un comitié ejecutivo de diciembre de 2015, ya después de las elecciones, y se ratificó en enero de 2016. Es decir, que la decisión se tomó con un año de retraso con respecto a la fecha fijada para los congresos: los estatutos del PP marcan que se celebran cada tres años y ese plazo se cumplió a principios de 2015.

 

Por último, Fernández Mañueco se 'quita de en medio' para que este foro deje de exigirle que cumpla con su labor, la de velar por el cumplimiento de los estatutos. En el burofax, el presidente del comité de garantías explica que el máximo órgano entre congresos es la Junta Directiva Nacional y que es a quien corresponde convocarlo, una manera de desviar.

Documentos relacionados