Mañueco insiste en no dar explicaciones sobre las sospechas en torno a los propietarios de los terrenos de ‘Las Malotas’

Imagen de los terrenos de Las Malotas, junto al Recinto Ferial del Mercado de Ganados

En su lugar, el alcalde se limita a asegurar de nuevo que el proyecto atraerá empresas de índole tecnológica y que hasta ahora no había tenido constancia de ninguna posición contraria al nuevo polígono, pese al rechazo público de PSOE, IU, UPyD, Equo, UGT, CC.OO, Cámara de Comercio y Confaes.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, utilizó una pregunta realizada por una radio local en un acto público para insistir en su negativa a aportar luz a las sospechas surgidas en torno al polígono de Las Malotas.

 

En lugar de responder a las demandas de transparencia que en los últimos días han hecho públicamente miembros del PSOE, IU, Equo, UPyD, los sindicatos mayoritarios, y la patronal y empresarios salmantinos, Fernández Mañueco insistió en asegurar que la intención de adelantar 3,5 millones de euros de las arcas municipales para la urbanización del área de Las Malotas “va a facilitar la presencia de empresas y entidades privadas de I+D+I en la ciudad” que van a aportar valor añadido en el ámbito tecnológico. Sin embargo, hasta la fecha no ha aportado el nombre de ninguna de las empresas que podría estar supuestamente interesada en asentarse en Salamanca.

 

También ha insistido el munícipe en afirmar que hasta ahora desconocía ninguna oposición entre el tejido político, empresarial o laboral de la ciudad y, tras realizar un recorrido histórico por todas las fases del expediente urbanístico que afectas a Las Malotas, ha asegurado que presentó tanto públicamente como en privado el proyecto a los máximos representantes de Cámara de Comercio y Confaes en la campaña electoral de las pasadas elecciones y “no hubo preguntas al respecto” ni objeciones públicas, a su juicio.

Por último, Fernández Mañueco ha explicado que respecto a 2009, fecha de inicio del expediente fallido de promoción privada de ese suelo industrial, por negativa de los propietarios a hacerlo desde la Junta de Compensación, con los mecanismos que establece la ley, “lo único que ha cambiado es la fórmula de gestión urbanística”, que ha pasado a ser de cooperación público-privada porque los propietarios no tienen capacidad para afrontar económicamente la urbanización del sector.

 

Esta última afirmación de Mañueco contrasta radicalmente con la posición económica que reflejan los balances e informes fiscales de las empresas que ocupan más del 80% de la propiedad de Las Malotas (el restante 20% lo poseen la Diputación de Salamanca y otros pequeños propietarios).  Fuentes jurídicas consultadas por TRIBUNA expresan su sorpresa ante la afirmación del alcalde porque entre los beneficiarios de la inversión millonaria del Ayuntamiento de Salamanca en Las Malotas se encuentran, en su condición de titulares del terreno las sociedades ASOCARSA,con un capital social de 4.880.580 euros, Área Logística Oeste, con 11.500.000 euros, o Los Llanos de Valdelobos con 660.000 euros.


Detrás de estas sociedades, como informó anteriormente este diario, figuran ocupando cargos como administradores o representantes legales empresarios relacionados en el sumario del Caso Malaya y el Presidente de La Gaceta Regional de Salamanca, Pedro Díaz, a título particular.

Noticias relacionadas

¿Cree que el #casoMalotas puede encerrar intereses económicos privados fuera de la ley?