Manos Unidas planta cara al hambre sembrando futuro

Ángela Muñoz.

Con el lema “Plántale cara al hambre: siembra”, Manos Unidas inicia un trienio de lucha contra el hambre.

Para erradicar el hambre, primero hay que sembrar. Es lo que promueve Manos Unidas para su campaña de este año, que arranca en Ávila esta misma tarde a las 18 horas en la parroquia de San Pedro. Con el lema “Plántale cara al hambre: siembra”, Manos Unidas inicia un trienio de lucha contra el hambre. La ONG católica de ayuda al desarrollo pretende llevar a cabo diferentes proyectos para dar respuesta a las causas y problemas del hambre en el mundo, reforzando el derecho a la alimentación de las personas más pobres y vulnerables del planeta. Algo que intentarán atajar “desde una triple perspectiva: el mal uso de los recursos alimentarios y energéticos, un sistema económico internacional que prima el beneficio y excluye a los más débiles, y unos estilos de vida y consumo que aumentan la vulnerabilidad y la exclusión”, como explicaba Ángela Muñoz, presidenta de  Manos Unidas de Ávila.

 

Por ello, consideran que “solucionar el problema del hambre pasa por “acompañar a los más pobres y reforzar el derecho a la alimentación de los pequeños productores, contribuir con unos sistemas alimentarios más justos, así como educar a las nuevas generaciones para la vida solidaria y sostenible”.

 

El pasado año 2015,  Manos Unidas recaudó en Ávila cerca de 200.000 euros, con los que van a poder poner en marcha varias iniciativas de ayuda al desarrollo. De momento, y a falta de que les asignen alguno más, ya tienen confirmados cuatro proyectos, por un importe total de 90.466 euros: Proyecto de compra e instalación de cocinas de vapor para dos internados femeninos rurales en India, por un valor de 11.118 euros; Proyecto de construcción de una valla y una cocina para escuela de niños sordos en India, por un valor de 24.940 eurosProyecto de construcción de cocinas de vapor y comedor en Burkina Faso, por un valor de 26.139 euros;Proyecto de construcción de tres aulas de preescolar en Madagascar, por un valor de 28.269 euros.

 

Para poner en marcha todos los proyectos posibles, y contribuir a la erradicación del hambre,  Manos Unidas celebrará distintas actividades en toda la diócesis. El 10 de febrero (miércoles de ceniza), a las 18 horas, Eucaristía del Ayuno Voluntario en el Santuario diocesano de Nuestra Señora de Sonsoles, presidida por el Obispo de Ávila. La colecta con el fruto del ayuno será entregada a  Manos Unidas y Cáritas. Además, el 12 de febrero a las 19:30 horas, se celebrarña la Eucaristía del lanzamiento de campaña en la parroquia del Inmaculado Corazón de María. Y a las 20:45 horas, “Cena del hambre” en los salones parroquiales de San Pedro: los participantes cenarán tan sólo una fruta y un vaso de agua, concienciándose así del hambre en el mundo, y donando el importe de una cena normal para los proyectos de Manos Unidas.

 

Por útlimo, 14 de febrero tendrá lugar la Jornada Mundial contra el Hambre, donde habrá una colecta en todas las iglesias. Para acabar, 19 de mayo con la Operación Bocata y Mercadillo de Flores y Plantas en el atrio de Santo Tomás. Para este mercadillo se pone en marcha la actividad “Siembra su futuro”: cada abulense debe cuidar desde este momento una planta en su casa, para después poderla donar al mercadillo de flores; así, con lo recaudado, se podrá ayudar a hacer realidad uno de los proyectos que tiene asignado Manos Unidas en Ávila.