Mandibula rota, 22 puntos en la cabeza y lesión cervical, por impedir que se colasen

Este martes ha sido de alta P.P.O., un hombre de 40 años que el pasado sábado fue agredido salvajemente por advertir a otra persona de que se estaba colando en la fila de una juguetería. Al salir, recibió un puñetazo en la espalda,  y varios golpes con un palo que le provocaron la rotura de la mandíbula, un traumatismo craneoencefálico y una lesión cervical. El agresor ha sido detenido.

La agresión se produjo el pasado sábado aproximadamente a las 12.30 horas, cuando un hombre salía de una juguetería de la capital en la que había llamado la atención a una persona que se había colado en la fila para pagar.

 

Según el relato del agredido, en el exterior de la juguetería recibió un puñetazo en la espalda y la caída le dejó inconsciente, produciéndole una fractura en la mandíbula. Posteriormente fue golpeado reiteradas veces con un palo, lo que le provocó un traumatismo craneoencefálico por el que le han tenido que dar 22 puntos de sutura, y ha sufrido una lesión cervical.

 

El agredido, cuyas iniciales corresponden a P.P.O., de 40 años, fue atendido en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, y posteriormente ingresado en la Clínica Santa Teresa, donde este martes, 5 de enero, ha recibido el alta.

 

También este martes la Policía Judicial de Ávila ha procedido a la detención del agresor, un hombre de etnia gitana que posteriormente ha sido puesto en libertad con una orden de alejamiento del agredido.