Los tribunales marroquíes autorizan acogidas de niños por familias españolas, paralizadas desde 2012

Los tribunales marroquíes han comenzado a notificar a familias españolas sentencias que autorizan las acogidas de menores que estaban paralizadas desde 2012, ha informado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Según ha indicado Exteriores, los tribunales han empezado a notificar sentencias favorables en procedimientos de 'kafala' a varias familias marroquíes y extranjeras en Rabat, entre las que están "algunas de las familias españolas que tenían sus procedimientos pendientes de resolución desde hacía tiempo".

El Gobierno ha felicitado a estas familias y ha reiterado su "firme compromiso" para que "se cumplan los términos y condiciones en los que se han concedido estas 'kafalas', de manera que se mantenga en todo caso la naturaleza propia de esta institución y las medidas de seguimiento establecidas, en el marco de los convenios de cooperación judicial suscritos por los dos gobiernos".

Además, y "dentro del más estricto respeto a las resoluciones judiciales", confía en que estas decisiones contribuyan a "la solución de los demás casos" y reitera su voluntad de "seguir cooperando plenamente en este ámbito con las autoridades de Marruecos" buscando el "interés de los menores".

Con este objetivo, la Embajada española en Rabat y los Consulados Generales de España en Marruecos "siguen realizando gestiones de apoyo para ayudar a todas las familias y agilizar los trámites en la medida de lo posible".

En la legislación marroquí no existe la adopción, pero se permite la 'kafala', propia del mundo islámico y que permite a una persona hacerse cargo del cuidado, la educación y la protección del niño, sin necesidad de adoptarlo ni asumir la patria potestad.

PARALIZADOS EN MARZO DE 2012 POR UN NUEVO REQUISITO

Estos procesos se paralizaron en marzo de 2012, apenas unos meses después de la llegada al Gobierno de los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo, al introducirse como requisito la obligatoriedad de que los padres de acogida residan en Marruecos.

En total, se vieron afectadas por esta decisión 62 familias españolas, que solicitaron a la Embajada española que contactara con el Ministerio de Justicia marroquí para agilizar los procedimientos.

En junio de 2012, España comunicó a las autoridades marroquíes la disponibilidad de suspender la tramitación de nuevos procedimientos de 'kafala' hasta acordar un marco jurídico bilateral que permitiera avanzar en esta vía, pero se pidió que, mientras tanto, se resolvieran favorablemente los procedimientos ya iniciados.

Para ello, se establecieron contactos entre los Ministerios de Justicia español y marroquí, que se profundizaron en una reunión de alto nivel celebrada entre ambos ministros, Alberto Ruiz Gallardón y Moustafa Ramid, en octubre del año pasado.

Paralelamente, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación marroquí, Saadedín el Ozmani, viajó a España en febrero de este año y se reunió con su homólogo, José Manuel García-Margallo.

En una entrevista con Europa Press en Madrid, explicó que la intención de su Gobierno era acordar con España el establecimiento de algún mecanismo de control que permitiera a las autoridades de su país hacer un seguimiento de los niños dados en acogida a familias españolas.

QUE NO SEAN CONVERTIDOS AL CRISTIANISMO

Uno de los objetivos era garantizar que los niños no sean convertidos al cristianismo y que mantengan sus nombres y apellidos originales hasta que alcancen su mayoría de edad, tal y como establece la legislación marroquí bajo la cual fueron dados en acogida.

En esta entrevista, El Ozmani precisó que el requisito de residencia en Marruecos no aparece de manera "explícita" en la ley, sino que es más bien "una interpretación" de la norma que hizo el ministro de Justicia. Lo que "realmente" interesa a las autoridades, explicó el jefe de la diplomacia marroquí, es tener un seguimiento de "cómo le va a ese niño", que les permita "controlar, verificar" que "tiene una situación normal en cuanto a educación, psicología y salud".

Pocos días después de esta visita, los ministros de Justicia español y marroquí llegaron a un acuerdo para fijar un marco de garantías que permitiese a los jueces y tribunales marroquíes decidir sobre los procedimientos de 'kafala' pendientes.

Hace dos semanas, Ramid viajó a España para entrevistarse con Ruiz-Gallardón y trasladarle su confianza en que los procedimientos se desbloquearían en un plazo breve según las garantías acordadas, de manera que las familias que cumplieran con los requisitos establecidos pudieran ver resueltos sus expedientes favorablemente, si los jueces marroquíes así lo establecían.

Finalmente, el pasado 20 de junio los tribunales marroquíes empezaron a notificar resoluciones favorables a familias españolas en Marruecos, donde se habían establecido algunas de ellas para poder seguir de cerca los procedimientos.

Según fuentes diplomáticas, la Embajada se ha puesto en contacto con todas las familias implicadas y ha reiterado su disponibilidad para seguir ayudando hasta conseguir la resolución favorable de todos los casos.