Los trabajadores de la residencia ASIDEMA denuncian sus condiciones de trabajo

Aseguran que las desavenencias entre los socios de la residencia han derivado en malas condiciones tanto para los trabajadores, con retrasos en el pago de las nóminas de hasta casi tres meses y malas formas, como en los propios residentes.

Trabajadores de la residencia ASIDEMA de Ávila, a través de una nota de prensa difundida por la Federación de Servicios Públicos de UGT, han denunciado públicamente la situación en la que se encuentran como "principales afectados junto con los residentes y sus familias".

 

Asi, indican que "las desavenencias entre los socios no son un problema nuestro y somos los que más sufrimos su situación, algo que desde la dirección no tienen en cuenta ni les importa".

 

De igual manera entienden que la residencia "es un negocio viable ya que los residentes pagan puntualmente sus recibos mensuales, y la situación que tenemos es porque tenemos unos empresarios que juegan con nuestras vidas a su antojo para su propio beneficio, sin impórtales la vida de la gente que estamos en esta residencia".

 

Aseguran que llevan desde julio de 2015 con retrasos de hasta casi tres meses en el pago de las nominas, "con lo que esto supone para nuestras economías, teniendo que pedir favores a nuestros familiares y amigos para poder afrontar las hipotecas, la luz y la comida para nuestros hijos, los libros, etc; que por supuesto tenemos que pagar todos los meses. Nuestros hijos son los más perjudicados y tienen que hacer verdaderos esfuerzos porque no tenemos dinero para atender sus necesidades y han tenido que renunciar a disfrutar de muchas cosas como vacaciones, regalos de reyes, etc.".

 

En este sentido, destacan que "también tenemos que pagar servicios de madrugadores y comedores escolares para nuestros hijos ya que nosotros tenemos que seguir yendo a trabajar sin cobrar nuestras nóminas, y cuando hemos pedido que al menos se nos pagara una parte de las mismas para atender los gastos fundamentales, nos lo han negado".

 

Manifiestan que "si los residentes de Asidema, están atendidos y saliendo adelante con esta situación desde luego es por la profesionalidad de todos los trabajadores, que seguimos desempeñando nuestras funciones al 110%, ya que desde la dirección de la misma solo hay exigencias y malas formas hacia nosotros, así como la falta de material para desempeñar nuestras funciones".

 

También denuncian la poca profesionalidad de la dirección "que no solo no nos pagan sino que nos ponen mil problemas para los cambios de turno, días de libre disposición etc. derecho que tenemos reconocido en nuestro convenio de trabajo, y todo porque denunciamos nuestra situación y reclamamos los pagos de las nominas que nos deben en los juzgados".

 

Aseguran que desde el mes de julio les dejaron de pagar hasta casi tres nominas "y cuando van a llegar los tres meses sin pagar, nos pagan una o media y así cortan nuestra posibilidad de defensión en los juzgados. Por ello que entendemos que la residencia es realmente viable, ya que cuando no les queda más remedio aparece dinero".