Los toros salmantinos de Pedraza de Yeltes, protagonistas de un emocionante encierro

Imagen del encierro de este domingo

El quinto encierro ha corrido a cargo de la ganadería de Pedraza de Yeltes, de Salamanca, sin heridos de consideración. Los astados serán lidiados por Curro Díaz, Iván Fandiño y Juan del Álamo.

Pamplona ha vivido este domingo el ecuador de las fiestas de San Fermín con el cuarto encierro, que ha corrido a cargo de la ganadería salmantina Pedraza de Yeltes, que debutaban en la fiesta pamplonesa.

 

Pese a lo accidentado del encierro, solo un mozo ha tenido que ser trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, según datos provisionales facilitados por Cruz Roja.

 

En principio no se informó sobre ningún herido por asta pero después de una hora se informó de que dos personas han sido atendidas en la enfermería de la Plaza de Toros por sendas cornadas, una en el cuello y otra en una axila. 

 

Los toros han salido muy agrupados y veloces, lanzando derrotes en la cuesta de Santo Domingo y han corrido así hasta que la manada se ha abierto en la calle Estafeta.

 

El comportamiento de la ganadería Pedraza de Yeltes, de Salamanca, era una incógnita en San Fermín, puesto que nunca habían participado en estos encierros.

 

Los toros de la ganadería salmantina serán lidiados por la tarde por los espadas Curro Díaz, Iván Fandiño y Juan del Álamo.