Los tiempos de viaje en tren a Madrid podrán superar las dos horas durante las obras en la catenaria

La Plataforma del Ferrocarril denuncia la desconsideración de Renfe hacia los abulenses y advierte de que la operadora no asegura que los tiempos vuelvan a reducirse tras las obras.

La Plataforma Social en Defensa del Ferrocarril de Ávila ha mostrado este lunes su malestar e indignación con el trato que tanto Renfe como Adif están mostrando hacia los usuarios del ferrocarril abulenses después del reciente anuncio en el que informaban que las obras de mejora de la catenaria entre Santa María de la Alameda y La Cañada provocarán un aumento del tiempo de viaje entre Ávila y Madrid.

 

El portavoz de la Plataforma, Ricardo del Val, ha manifestado que "parece un chiste de mal gusto después de las quejas que ya teníamos" sobre la duración de unos viajes que, según ha indicado, durante los seis meses que durarán las obras podrían superar en algunos casos las dos horas y dejará la media en 1 hora 40 minutos.

 

Del Val, que ha dicho que "podrían al menos haber tomado algún tipo de medidas compensatorias, como la reducción del precio del billete, pero ni eso", ha denunciado la ausencia de información en las estaciones sobre las modificaciones en los tiempos de viaje poniendo como ejemplo que el tren que este lunes salía de Ávila a las 5.55 ha salido a las 5.50 sin previo aviso -para llegar a la misma hora- ante el desconocimiento de muchos viajeros "que tienen que llegar a Madrid a trabajar antes de las 8 y que han tenido que coger el siguiente, a las 6.30, que llega ya después de las 8".

 

"Al final se van a encontrar que cuando terminen las obras se han quedado sin viajeros porque se han buscado la vida", ha dicho el portavoz, que ha subrayado que estas obras no solo no mejorarán los tiempos de viaje, porque eso depende del trazado, sino que Renfe no ha garantizado que a su finalización se vuelva a los horarios anteriores.

 

Ricardo del Val ha mostrado también el enfado de la Plataforma del Ferrocarril por el conflicto que tuvo lugar durante las fiestas de Arévalo, cuando la Guardia Civil tuvo que desalojar a casi 600 viajeros que pretendían subir al tren sin billete.

 

"Renfe se despachó con un comunicado en el que decía que desconocía que hubiera esa afluencia de viajeros y por eso mantuvo un tren con plazas limitadas, cuando esto viene sucediendo desde hace ya varios años en los que el tren volvía como el metro en hora punta". En este sentido, Del Val ha asegurado que la operadora "tuvo conocimiento de la situación para actuar a tiempo" y que había en esos momentos trenes estacionados en la estación de Ávila "que podrían haber ido y vuelto dos veces en los 75 minutos que estuvo parado el de Arévalo".

 

El portavoz ha informado que entonces trasladaron sus quejas a la Subdelegada del Gobierno, Mª Ángeles Ortega, "que compartió nuestro enfado y nuestra reivindicación y nos dijo que haría llegar las quejas a Renfe". Aquí, Ricardo del Val ha señalado que "el año que viene enviaremos a Renfe un escrito un par de meses antes para que tengan en previsión esa afluencia de viajeros".

 

El malestar de la Plataforma se extiende también a la supresión sin previo aviso de dos trenes a Salamanca y Madrid a primeros de junio tras las cuales, y después de que la Plataforma trasladara su enfado a la operadora, esta les contestó "con falsedades y medias verdades, aludiendo a la conflictividad laboral, lo cual es falso porque eso se anuncia con la antelación suficiente, y asegurando que los viajeros tenían conocimiento, lo que tampoco es verdad".

 

A juicio de la Plataforma Social en Defensa del Ferrocarril de Ávila "Renfe está demostrando una enorme desconsideración hacia los viajeros de Ávila con actuaciones que parecen dirigidas a disuadir a los abulenses de viajar en tren".

 

En este sentido, Ricardo del Val ha señalado que "entendemos que esto es un castigo que no nos merecemos y que no estamos dispuestos a soportar" por lo que ha adelantado la intención de este organismo de seguir buscando el apoyo de las diferentes administraciones en la reivindicación de que Renfe revierta las últimas medidas adoptadas.

Noticias relacionadas