Los Thunder sorprenden a los campeones en la batalla final del Oeste

Jugadores de Oklahoma Thunder

Oklahoma City Thunder han golpeado primero en la final de la Conferencia Oeste al sorprender en a domicilio a Golden State Warriors (102-108), con una gran remontada liderada por Kevin Durant y Russell Westbrook que obliga a los vigentes campeones a nadar contracorriente en la serie.

Los Thunder llevaban más de tres años sin ganar en el Oracle Arena y rompieron su mala racha en el momento idóneo, con un triunfo que les permite robar el 'factor campo' a unos Warriors que hasta ahora se habían mantenido invictos ante su afición en estos 'play-offs'.

Y eso que los Warriors completaron una muy buena primera parte que les permitió llegar con una cómoda ventaja de 13 puntos al descanso (60-47). Stephen Curry (26 puntos) y Klay Thompson (25) dominaban el juego exterior y su equipo mandaba, pero tras el descanso surgió la figura de Westbrook.

El base visitante anotó 19 de sus 27 puntos solo en el tercer cuarto y lideró la reacción de Oklahoma, que logró ponerse por delante al inicio del último parcial (88-90). En los dos últimos minutos de partido, los Thunder apretaron los dientes en defensa y permitieron una sola canasta anotada por Andre Iguolada, confirmando un triunfo muy importante.

El pívot hispano-congoleño Serge Ibaka jugó más de 35 minutos en los que sumó un 'doble-doble' de 11 puntos y 11 rebotes, además de 1 asistencia y 1 tapón, volviendo a formar un buen dúo interior con Steven Adams (16 y 12) para que los Thunder dominaran la batalla por el rebote (52-44).

"No es agradable perder el primer partido de la serie, especialmente en casa, pero es divertido tener esta oportunidad de volver a la carga y demostrar de qué estamos hechos", animó el MVP Curry, con vistas al segundo encuentro que se disputará en el mismo escenario durante la madrugada del miércoles al jueves.