Los taxistas convocan concentraciones y paros los días 30 de noviembre y 15 de diciembre

Parada de taxis cercana a la Plaza Mayor de Salamanca

El sector del taxi, tras la reunión de las asociaciones más representativas de los taxistas de España, ha decidido convocar manifestaciones en Madrid para el próximo 30 de noviembre y el 15 de diciembre entre las 11.00 y las 13.00 horas y paros en el resto de España.

 

El motivo de la convocatoria de los paros ha estado propiciada por la "pasividad del gobierno" para tramitar el Real Decreto que modificaba el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) respecto a la actividad concurrente de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC).

 

El hecho de convocar las manifestaciones a nivel estatal ha estado propiciada por el desconocimiento de la situación actual del real decreto por el que se debe aceptar la modificación del ROTT, que está pendiente del Consejo de Estado, y por no saber en qué momento podrá ir a plenario y tener el dictamen que, aunque no es vinculante, "es perceptivo para poder llevar a delante la modificación y llevarlo al Consejo de Ministros antes de que acabe la legislatura".

 

El presidente en funciones de Fedetaxi, Miguel Ruano, ha destacado que el presidente del Gobierno, cuando estaba en la oposición, se comprometió a modificar la situación, por lo que señala que "ha podido desarrollarlo y no lo ha llevado a cabo". Asimismo, Ruano ha apuntado que al sector del taxi "no lo puede tachar de poco flexible o de no haber dado suficiente tiempo" y ha señalado que "hay tiempo suficiente para que antes del 30 de noviembre se den las circunstancias necesarias para que se desconvoque la situación".

 

La decisión está tomada", ha recalcado el presidente de la Unión Nacional del Taxi (Unalt), Felipe Rodríguez. En lo que respecta a las VTC desde el sector se ha señalado que esta "pasividad" del Gobierno ha hecho que las VTC se multipliquen por dos en la actual legislatura, alcanzando la cifra de 4.300, y creciendo en más de 100 al mes en el último semestre.

 

En este contexto, las principales quejas del sector del taxi no son solo la mejora de la regulación de la actividad de las VTC sino la desregulación del servicio del taxi que promueve la CNMV o sobre la entrada de redes ilegales de intrusismo organizado, como Uber.

 

Por otro lado, las organizaciones nacionales siguen esperando que el Gobierno cumpla con su promesa y modifique el ROTT para el correcto funcionamiento del servicio de taxi, que da sustento a más de 100.000 familias en toda España.