Los socialistas se empeñan en aclarar lo sucedido en torno al grabado rupestre de Muñogalindo

Martín Benito: “Si la Junta no autorizó el traslado de la pieza estaríamos ante un auténtico expolio del patrimonio cultural"

Los procuradores socialistas, José Ignacio Martín Benito y Mercedes Martín Juárez no cejarán en su empeño de aclarar lo sucedido en torno al grabado rupestre de Muñogalindo, por considerar que da la impresión que la Junta de Castilla y León no ha actuado correctamente en este asunto.

 

Sorprendentes resultan para el PSOE las declaraciones de los responsables de la Junta, tanto del director general de Patrimonio como del delegado territorial en Ávila, que han declarado en los pasados días que el grabado “está localizado” y “a metros de donde desapareció”.

 

De ello, deducen los socialistas, que la Junta tenía conocimiento de la desaparición o traslado del grabado y, sin embargo, “se cruzó de brazos”. Martín Benito recuerda que el desplazamiento de un Bien de Interés Cultural debe contar con el informe favorable de la Consejería de Cultura, conforme al artículo 35 de la Ley 12/2012, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

 

Por todo ello, los procuradores redoblarán la batería de iniciativas sobre el grabado. A las ya presentadas en días pasados, ahora, los socialistas van a presentar varias preguntas en las Cortes de Castilla y León:

 

¿En qué lugar, y conforme a qué coordenadas geográficas, se encuentra localizado actualmente el grabado rupestre de Muñogalindo (Ávila)?  ¿A cuántos metros de su original emplazamiento se encuentra ahora dicho grabado?  ¿Emitió informe favorable la Consejería competente en materia de Cultura para el traslado del grabado rupestre de la dehesa de Garoza (Muñogalindo), conforme al artículo 35 de la Ley 12/2012, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León?  

 

En caso contrario, esto es, que la Junta no autorizara dicho traslado, ¿se ha requerido al propietario del lugar donde se ubica actualmente dicho grabado, la devolución del mismo a su lugar de origen? Y, si lo ha hecho, por qué procedimiento, en qué términos y en qué fechas se ha hecho el requerimiento? 

 

A este respecto, el portavoz de Cultura y Turismo del grupo socialista considera que si la Junta no autorizó el “traslado”, estaríamos ante un “auténtico expolio del patrimonio cultural”. Para Martín Benito, después de seis años de este “traslado”, la Junta está tardando demasiado en devolver el grabado a su emplazamiento original.

 

Por otro lado, el PSOE quiere conocer la posición de la Comisión Territorial de Patrimonio en el asunto, por lo que van a solicitar también copia de las actas de la Comisión Territorial de Patrimonio donde se haya tratado sobre el grabado rupestre de la dehesa de Garoza (Muñogalindo, Ávila), desde que se tuvo conocimiento de su desaparición o “deslocalización” hasta el momento presente. .

 

Copia de la correspondencia mantenida entre la Comisión Territorial de Patrimonio y la Junta de Castilla y León relacionada con la desaparición o “deslocalización” del grabado rupestre de Muñogalindo (Ávila)