Los socialistas critican "la incapacidad del equipo de gobierno atraer industria y empresas"

La portavoz socialista Yolanda Vázquez

La portavoz socialista Yolanda Vázquez ha criticado la incapacidad del equipo de gobierno para “no sólo atraer industria y empresas sino también para fijar aquellas que aún apuestan por nuestra ciudad. Desde el cierre de LEAR, hemos asistido a un deterioro del tejido industrial de la capital, sin precedentes".

“Llevamos años escuchando, según el equipo de gobierno, el interés de empresas por asentarse en la ciudad y el trabajo del consistorio por conseguir que vengan. Casualmente, estos anuncios se producen siempre coincidiendo con procesos electorales y lo cierto, es que echando la vista atrás, los anuncios se cuentan por frustraciones”, ha añadido Vázquez.


Para la portavoz socialista “es esencial la puesta en marcha de un plan específico de empleo que seguimos reclamando. Igual que reclamamos el impulso del documento “Ávila, economía y empresa”, cuya mesa de trabajo hemos pedido esta misma mañana que se convoque porque muy pocas medidas de este plan se han puesto en marcha o han empezado a estudiarse”.


“Si el equipo de gobierno no se lo toma en serio y deja de ser condescendiente el resto de instituciones por estar gobernadas por su partido, no habrá visos de mejora. No tenemos parque tecnológico y algunos de los proyectos empresariales previstos para Ávila, finalmente se marchan a otras ciudades de nuestro entorno, como ha ocurrido con Decathlon”.


Yolanda Vázquez ha querido mostrar su solidaridad del Grupo Municipal Socialista con los trabajadores de Elgorriaga “que llevan luchando por la viabilidad de la empresa, incluso renunciando a sus derechos. Está claro que hay que ser firmes en el control de las ayudas concedidas a la empresa, pero no sólo hay que vigilar sino que hay que actuar para que la industria no se vaya. Quizá haya que analizar también la liberación económica para que los trabajadores cobren sus nóminas. Habrá que buscar una solución al respecto porque no es de recibo que los trabajadores sean los damnificados de una situación que no han provocado ellos”.