Los socialistas consideran que el PP da la espalda a la conciliación familiar y laboral en Ávila

La edil socialista Manuela Prieto ha afirmado que “el Partido Popular no apuesta por la conciliación ni lo considera un tema importante, como quedó demostrado en el pleno celebrado en el día de ayer al no aprobarse el programa Conciliamos en Verano".

"Con el cariz que el equipo de gobierno imprimió al debate, el PP demuestra que su supuesto compromiso con las familias abulenses que queda en eso, en una mera suposición y una declaración de cara a la galería porque la realidad demuestra todo lo contrario”.


La edil socialista ha lamentado que la moción presentada por el Grupo Socialista para ampliar el programa “Concialiamos en Verano” no saliera adelante. “El Partido Popular desvió la atención de forma tendenciosa y se limitó a hablar de pobreza infantil y de la apertura estival de comedores escolares, cuando lo que los socialistas pedíamos era una apuesta real por la conciliación, más allá de que el citado programa incluyera también el servicio de comedor para poder compatibilizar, de forma efectiva y real, trabajo y familia”.

 


“Desde nuestro punto de vista, lo que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila busca es evitar posicionarse frente a los abulenses y no dar la cara por su negativa a abordar temas de interés para muchas familias de la ciudad que no pueden disponer de vacaciones en verano o de ayudas familiares que faciliten el cuidado de los menores. El programa “Conciliamos en Verano”, insistimos, debería ofertarse desde el primer día de vacaciones escolares hasta el último, incluidos el mes de agosto y la parte correspondiente al mes de septiembre”.


A juicio de Manuela Prieto, “con su postura el PP demuestra estar muy alejado de las cuestiones que preocupan a la ciudadanía y, concretamente, a las familias. No apoyar a las familias trabajadoras con menores adoptando medidas como la que proponíamos en la propuesta presentada en el pleno supone un obstáculo más que deben sortear los padres en un momento económico complicado, en el que se enfrentan a jornadas largas y salarios bajos”.


“Sólo esperamos que, al menos, digan la verdad y que no varíen su discurso con intenciones electoralista de cara a los comicios del próximo año, sino que cambien realmente de opinión y sean conscientes de la dificultades de conciliar para muchas familias. De igual modo, les instamos nuevamente a reflexionar y cambiar el sentido de su voto ante esta propuesta que intenta, además, aliviar la carga económica de este programa con la solicitud de una convocatoria de becas con las que afrontar el copago para las familias con rentas más bajas”.