Los socialistas consideran el Presupuesto Municipal de 2014 "raquítico y pesimista"

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Ávila, Yolanda Vázquez, ha definido el proyecto de presupuestos municipales presentado por el equipo de Gobierno para 2014 como “raquítico, conformista y escasamente inversor”, además de “obsesionado con cumplir los planes de ajuste y los techos de gasto impuestos desde el Ejecutivo central”.

En esa línea, Yolanda Vázquez ha explicado que las 21 enmiendas planteadas por el PSOE (17 en el capítulo de gastos y 4 de ingresos), “dentro del escaso margen existente, van encaminadas a que las cuentas atiendan más y mejor a los ciudadanos y no supongan un freno a la actividad económica ni al empleo”.


La portavoz socialista ha manifestado también que, en contra de lo que sostienen otros grupos políticos, el PSOE “no ha tocado” en sus enmiendas el capítulo de los presupuestos destinado a personal”, puesto que constituye “un despropósito reducir la plantilla del Ayuntamiento, más en un momento de crisis económica como el actual, en el que hay que fomentar la generación de empleo, no destruirlo”.


A juicio de Yolanda Vázquez, el proyecto de presupuestos municipales no recoge tampoco las iniciativas a las que se ha comprometido el equipo de Gobierno, “que se quedan así en meras intenciones”, como ocurre con el pacto de alcaldes y el proyecto de ciudad inteligente, por lo que el Grupo Socialista ha entendido que, vía ingresos de otras administraciones, ambas actuaciones pueden dotarse de mayor cuantía.


En cuanto a las inversiones reales, la portavoz del PSOE ha dicho que los presupuestos reflejan la “parálisis inversora” en la que se encuentra el Consistorio, ya que “se limita a las obras de la operación asfalto y el plan de aceras”, cuando dada la actual coyuntura económica “la inversión pública contribuiría a mejorar el crecimiento económico y el empleo”.

 

Yolanda Vázquez ha negado también, como asegura el Grupo de Gobierno, que sean unos presupuestos austeros y ha puesto como ejemplo las partidas dedicadas al alumbrado público, “que han aumentado con respecto a este año cuando se aseguró a los ciudadanos que la externalización del servicio supondría un ahorro para las arcas municipales”.