Los socialistas acusan al Ayuntamiento de no tener previsión en materia urbanística

Juan Antonio Chamorro considera que  "el Ayuntamiento ha tenido que decretar que se delimite con vallas el perímetro de los Planes Parciales I y II -ya urbanizados pero no recibidos por el Consistorio-, para evitar riesgos en las personas, por no haber tenido previsión en materia urbanística"

 

 

La Tenencia de Alcaldía de Servicios a la Ciudad ha tenido que decretar que se delimite, con vallas, el perímetro de los Planes Parciales Camineros I y II (que ya están urbanizados pero sin recibir por el Ayuntamiento) con la intención de evitar riesgos a las personas.

 

Y es que, por no estar recibidas las obras ejecutadas de urbanización, los deterioros por la intemperie y el uso, al no mantenerse debidamente ni por parte de la propiedad ni por parte del ayuntamiento, o son peligrosas o pueden serlo. Parece razonable, pero esto es la consecuencia preventiva, a la desesperada, de una situación que sucede de hecho en toda la –ya no tan reciente- nueva ciudad”, ha denunciado Juan Antonio Chamorro.

 

Para el concejal socialista, “esto es resultado de la imprevisión y mala política urbanística del Gobierno Municipal, que por mantener la interesada política de los lobbies de promotores, de dar excesivas facilidades a la expansión sin freno, no previeron ni quisieron prever el haber desarrollado las urbanizaciones con Entidades Colaboradoras Urbanísticas de Conservación. En ese caso, la preservación y mantenimiento de las urbanizaciones habría corrido a cargo de los propietarios de los suelo, durante una cantidad de años de diez por lo menos, como contempla el Reglamento de la Ley del Suelo de Castilla y León”.

 

Si se hubiera hecho así, no habría que vallar sectores completos de la ciudad, ha dicho el edil del PSOE, quien ha señalado que “ya sabemos que en este caso se hace porque aún no se ha recibido la urbanización de Camineros”.

 

El resto de la ciudad no se vallará, porque están las urbanizaciones recibidas, pero el problema es el mismo: deterioro, deterioro y deterioro de sectores urbanizados, donde el porcentaje de viviendas vacías es enorme costándonos a todos los contribuyentes, indiscriminadamente, un mantenimiento que se pudiera haber hecho mediante las Entidades de Conservación que promueve nuestra Ley del Suelo”.

 

El Grupo Municipal Socialista, en el Pleno del pasado 26 de marzo, propuso que al menos para las urbanizaciones consecuencia de las Modificaciones Puntuales del PGOU, se prescribiera la obligación de crear Entidades Urbanísticas de Conservación. Algo que no apoyó ningún grupo.

Noticias relacionadas