Los socialistas abulenses se oponen "rotundamente" a la Ley Estatal y la futura Ley Regional de Ordenación Territorial

El secretario de Organización del PSOE, Jesús Caro, y el secretario de Política Municipal, Óscar Tapias

Para los socialistas “la solución al problema de los municipios pasa por algo que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pidió constantemente a Zapatero: que los ayuntamientos reciban dinero por población y por superficie”, “Ahí tendrán todo nuestro apoyo”, han afirmado

El secretario de Organización del PSOE, Jesús Caro, y el secretario de Política Municipal, Óscar Tapias, han mostrado esta tarde su rotunda oposición a la Ley Estatal y a la futura Ley Regional de Ordenación Territorial. Lo han hecho antes de la reunión prevista con distintos alcaldes de la provincia con los que se reunía para hablar de las distintas ayudas que dará la Diputación a los ayuntamientos.

 

 

Para Tapias “la postura del PSOE al respecto es muy clara, es no: no a la Ley Estatal y no a una Ley Autonómica, que está ya en fase de aprobación, en la que se han iniciado todos los informes preceptivos de un modo absurdo, ya que aún no está en vigor la Ley Estatal y todavía no se sabe cómo va a quedar finalmente elaborada; no porque significa la privatización de los servicios, no porque significa simple y llanamente la desaparición de pueblos; no porque creemos que no tenemos la culpa los municipios de la deuda; no porque el ahorro no es una excusa para cargarse a los ayuntamientos de CyL y de Ávila. No, en definitiva porque ni siquiera resuelve los mayores problemas que hay que resolver; no porque significa destruir la vida en el ámbito rural y no, porque se burla directamente de la autonomía municipal que está recogida en la Constitución del 1978, y es tan simple como lo siguiente: los ayuntamientos tienen que tener las competencias claras y dinero para poder llevarlas a cabo”.

 

 

 

Para el secretario de Política Municipal esta Ley está en relación con las demás que está sacando el Gobierno de la Nación. “Independientemente de que se trate de una promesa de ahorro, que no hay tal, es el 4% del déficit, del mismo, el mayor porcentaje se lo llevan Madrid, Barcelona y Valencia. Por tanto no son los pueblos de Ávila los culpables del déficit y de la situación de la crisis económica. Por mucho que se trate de una promesa que el presidente del Gobierno haya realizado a Europa no todo vale”.

 

“Nos encontramos en una situación en la cual la sanidad pública está en peligro, la educación está en peligro y los recortes a los trabajadores son salvajes. Lo que ya faltaba para volver al siglo XIX es acabar con la vida en el ámbito rural y convertir a la ciudades en bolsas de pobreza. Los pueblos no se van a poder mantener si no dan servicios, la gente va a tener que emigrar a las ciudades”, proseguía Tapias.

 

Los socialistas anunciaban que este “rotundo no” se va a hacer efectivo a través de mociones en todos los ayuntamientos de Ávila y en la Diputación pidiendo que esa ley vuelva a sus “corrales”.

 

Asimismo, Óscar Tapias ha trasladado la oposición de su partido a la futura Ley Autonómica de Ordenación Territoria, “no sólo por la inconcruencia de que aún no se haya aprobado una Ley Estatal, sino porque ahora han salido con los famosos UBOS, las Unidades Básicas de Ordenación, que al final lo que significa es que desde un despacho de Valladolid van a determinar que pueblos van a tener médicos y cuáles no”.

 

“Esta situación aboca al mundo rural a un desastre, a un despoblamiento y a un empeoramiento exponencial de sus condiciones. Si querían saber lo que es la miseria lo van a conseguir”, finalizaba.

 

Para Jesús Caro, secretario de Organización, la solución pasa por algo que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pidió constantemente a Zapatero: que los ayuntamientos reciban dinero por población y por superficie. “Ahí siempre vamos a estar con ellos”, afirmaba.

 

“Hay que hacer un planteamiento serio en Castilla y León que recoja estos dos parámetros: población y territorio, y es lo que el PSOE quiere sentarse a negociar”, finalizaba el secretario de Organización del Partido Socialista en Ávila.