Los sindicatos y la Cumbre Social llaman a movilizarse este jueves contra las políticas de austeridad

Luis Sánchez (UGT) y Ricardo del Val (CCOO) este miércoles

Los Sindicatos y la Cumbre Social han convocado una jornada de manifestaciones para este jueves día 3 de abril, a las 20 horas en la Plaza de Santa Ana, bajo el lema "¡Basta ya de recortes!”. El objetivo es rechazar las políticas de austeridad y, al mismo tiempo, respaldar otras alternativas

Esta convocatoria busca otras alternativas a las políticas "que están haciendo estragos en el empleo y atacan el modelo social europeo", señalando que "la ciudadanía debe forzar a los gobiernos europeos y español a cambiar de políticas. Es posible, es necesario un cambio de rumbo en las políticas europeas y españolas”.

 

Esta actuación, dirigida desde la Confederación Europea de Sindicatos (CES), se va a reproducir en las principales ciudades de todos los países de la Unión Europea.

 

Según indican desde los sindicatos de CCOO y UGT, la gestión de la crisis "ha provocado más desigualdad entre países y entre personas, de manera que los pobres son cada vez más pobres". Así, para estas organizaciones las próximas elecciones europeas "tienen que significar un punto de inflexión, se tiene que producir un cambio en la correlación de fuerzas que permita que se abran paso otras políticas”, como las que defiende la CES ya que, según apuntan, "el sentimiento de frustración que hoy recorre Europa es mayoritario por el agotamiento de un modelo social que está en franco retroceso".

 

Ante esta situación, los Sindicatos y la Cumbre Social "no queremos quedarnos en el mero rechazo” y la CES ha presentado un programa de inversiones "una especie de Plan Marshall del siglo XXI" con el objetivo de dinamizar la economía y generar las condiciones para crear empleo, proponiendo una inversión anual durante 10 años donde la UE invierta el 2% de su PIB (2,5 billones de euros) en fomentar el empleo.

 

En estos momentos hay 26’5 millones de trabajadores desempleados en el seno de la UE, de los que 6 millones son jóvenes menores de 25 años. Con este programa, aseguran, se daría trabajo digno a unos 11 millones de personas, de los cuales 1,7 millones corresponderían a España.