Los sindicatos, satisfechos con el seguimiento y su estrategia, mientras el Gobierno destaca la normalidad

Los sindicatos se han mostrado satisfechos con el seguimiento que se ha producido en la huelga general y con la nueva estrategia que han desarrollado, que creen que ha "cubierto expectativas", mientras que el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha destacado la "normalidad" con la que se han desarrollado las primeras horas de la jornada de huelga en Castilla y León, donde se han registrado "leves" incidentes con cuatro detenidos en León.
VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos se han mostrado satisfechos con el seguimiento que se ha producido en la huelga general y con la nueva estrategia que han desarrollado, que creen que ha "cubierto expectativas", mientras que el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha destacado la "normalidad" con la que se han desarrollado las primeras horas de la jornada de huelga en Castilla y León, donde se han registrado "leves" incidentes con cuatro detenidos en León.

La actividad de los piquetes sindicales comenzó a las 00.00 horas sin incidentes en la Comunidad. El piquete más numerosos confluyó en los diferentes servicios de basura de las capitales de provincia, según CC.OO y UGT, quienes destacaron que la actividad en el turno de noche dentro del sector industrial, recogida de basuras y mercados de abasto pusieron de manifiesto "la nula actividad y el masivo seguimiento". Los sindicatos incidieron además en la ausencia de circulación de trenes en Castilla y León.

Aunque aún no han aportado datos, los sindicatos ha asegurado que se han cubierto las expectativas fundamentalmente en los colectivos que tradicionalmente están convocados como industria y servicios, pero además, con respecto a las dos huelgas anteriores, han notado más participación entre empleados públicos, especialmente de los funcionarios laborales de las administraciones públicas.

Por su parte, la patronal Cecale señaló que la jornada de huelga se desarrolla con "relativa normalidad" tanto para las pequeñas y medianas empresas como para los autónomos, aunque ha lamentado la actuación de "quienes han impedido el libre ejercicio del derecho al trabajo".

La patronal ha destacado el "escaso seguimiento" de esta convocatoria "que está siendo un fracaso con claros tintes políticos sin motivos suficientes y a todos luces irresponsables e inoportuna".

SEGUIMIENTO ADMINISTRACIONES

Los funcionarios del Estado en la Comunidad han secundado la huelga en un 17,19 por ciento, cifra de la que se excluyen el Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas. Asimismo, como dato adicional, Red Eléctrica ha registrado un descenso del consumo del 9,9 por ciento con respecto a un día normal, frente a una caída del 17,6 por ciento en el paro de marzo y del 22,5 por ciento en la convocatoria de 2010.

Por su parte, Iberdrola ha estimado en un 11 por ciento el descenso del consumo energético en la Comunidad.

La huelga general ha sido secundada por una media del 13,81 por ciento del personal de la Junta de Castilla y León durante los turnos de noche y mañana es decir, no han acudido a trabajar 8.333 empleados públicos de los 60.362 que podían hacerlo, según los datos facilitados por el Gobierno regional.

El mayor porcentaje de seguimiento, el 17,97 por ciento, se ha registrado en la Administración General, que incluye al personal de las consejerías y las delegaciones territoriales, donde no han acudido a su puesto 3.239 trabajadores.

Asimismo, en el sector educativo han apoyado la huelga 3.242 profesores no universitarios, lo que representa el 14,24 por ciento; mientras que en Sanidad, han respaldado la movilización 1.852 sanitarios, el 9,46 por ciento. Por su parte, han secundado la huelga 39 trabajadores de las empresas públicas, lo que equivale al 5,45 por ciento de su personal.

En Castilla y León se han programado 39 manifestaciones, de las que 28 se celebran en las capitales de provincia, así, la primera se ha desarrollado a las 7.30 horas y está previsto que la última sea a las 20.00 horas.

INCIDENCIAS

En Castilla y León se han registrado incidencias "leves", así, en Ávila a las 9.00 horas se ha producido un altercado en la entrada de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, donde unos 50 personas obstaculizaron la entrada, lo que ha provocado un forcejeo.

El hecho más relevante ha tenido lugar en León sobre las 3.00 horas donde cuatro ocupantes varones de un vehículo han sido puestos a disposición judicial tras requisar un artefacto explosivo de 113 gramos y de "potencia media". "De producirse una explosión podría haber provocado graves daños a personas o viviendas próximas", ha destacado el delegado del Gobierno.

Por otra parte, en Burgos una 25 personas han obstruido la salida de los autobuses urbanos, que finalmente han podido iniciar sus rutas a las 9.30 horas. Algo similar ha ocurrido en Salamanca, donde un piquete de unas 100 personas ha impedido la entrada a los garajes de dos autobuses que han retomado su actividad en torno a las 8.45 horas.

En Valladolid a las 7.00 horas varios piquetes han concentrado su actividad en cinco barrios para concluir finalmente en el centro, lo que ha provocado "problemas de circulación". La tónica general ha sido la escasa presencia de piquetes durante la noche y la madrugada de esta jornada de huelga general, durante la cual apenas se han producido incidentes y la actividad ha sido reducida.

En concreto, se ha paralizado el servicio de recogida de basuras, donde los pocos trabajadores que han acudido a su puesto se han encontrado con la presencia de un piquete formado por unas 250 personas, por lo que los camiones que debían haber iniciado su ruta han permanecido en las cocheras.

Las plantas de Renault y Michelin en Valladolid, según fuentes de las empresas, han registrado seguimientos de entre el 30 y el 40 por ciento mientras que en Iveco, según los sindicatos, sólo han accedido a la factoría los servicios mínimos.

Asimismo, poco antes de las 14.00 horas de este miércoles un piquete formado por unas 200 personas de CNT, CGT e Izquierda Castellana han lanzado huevos y piedras contra la sede de las Cortes de Castilla y León, ubicada en el barrio de Villa del Prado de Valladolid, entre gritos de: "no nos representáis".