Los Sindicatos califican de éxito el primer día de paros en Correos en Ávila

Trabajadores de Correos de Ávila, manifestándose ayer en la plaza de la Catedral. / Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Trabajadores de Correos se dieron cita en una concentración frente a la Oficina Principal de Ávila para exigir el cese de la política de recortes en Correos que ha suprimido 15.500 puestos en cinco años, 11.000 desde 2011, "desmantelando el servicio postal público de Correos y el desbloqueo del Convenio y Acuerdo", han señalado.

Para los sindicatos, "es un buen punto de partida para encarar el próximo 4 de mayo, fecha en la que está convocada la primera de las 3 huelgas generales previstas este mes (15 -en Madrid al ser festivo el 15 se trasladará al día 14-, y 22 de mayo), y el alto seguimiento de los paros es una muestra fehaciente del descontento de trabajadores ante una gestión ineficaz e ineficiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ministerio de Hacienda y Correos que mantienen bloqueado el Convenio desde hace año y medio en lugar de negociar, y planteen propuestas que atiendan la mejora de las condiciones laborales, sociales y económicas de los trabajadores en la negociación del Convenio Colectivo y Acuerdo Funcionarial".

 

Los Sindicatos han destacado que “no habrá paz social en Correos hasta que SEPI y Correos pongan fin a la sangría de empleo, se dote al colectivo de una regulación laboral con incremento salarial, más empleo fijo y derechos y se asegure un servicio postal público con financiación y de calidad para toda la ciudadanía”.

 

Además, han apuntado que "la reducción de personal significa una clara precarización de las condiciones laborales y del servicio postal público a prestar, con la dinámica impuesta de recortes de plantillas vía amortización de puestos y reducción de la contratación que implica el aumento del estrés, el número de kilómetros a realizar, la polivalencia y la precarización del empleo que están padeciendo los trabajadores además de un peor servicio prestado a la ciudadanía en los términos y las garantías que la Directiva y las leyes al efecto determinan".

 

La única salida a este conflicto laboral y social, han advertido, "pasa por dar pasos firmes que permitan el avance en una negociación de la regulación laboral que incluya la paralización del recorte de empleo así como dotar a Correos de la plantilla suficiente, consolidar empleo, incremento salarial y regulación de la ultraactividad", porque, han destacado, de lo contrario, "por irresponsabilidad de políticos y directivos de Correos, está asegurado un conflicto de largo alcance a lo largo de lo que queda de año".

 

CCOO, UGT, CSIF, y S LIBRE han advertido que ante el "intento de intimidación" del Ministerio del Interior en el Consejo de Ministros del pasado 24 de abril, y "la presión de la empresa Correos con intoxicación informativa", reforzarán "el derecho de información, para que los trabajadores puedan ejercer de manera voluntaria su derecho a huelga sin ningún tipo de coacción el próximo 4 de mayo".

 

Los sindicatos, han concluido, "hemos detectado varias acciones de la empresa para vulnerar el derecho constitucional de huelga, con intimidación incluida a los trabajadores, y ha advertido que demandará por la vía penal todos y cada uno de estos casos".

Noticias relacionadas