Los silos de Arévalo y Madrigal de las Altas Torres vuelven al FEGA

Firma del convenio por el cual los silos que se encontraban en cesión de uso en la Junta de Castilla y León revierten al FEGA

Esta mañana se ha firmado en la Subdelegación del Gobierno en Ávila el convenio por el cual los silos que se encontraban en cesión de uso en la Junta de Castilla y León revierten al FEGA, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

A la firma del documento han acudido el Subdelegado del Gobierno en Ávila, José Luis Rivas Hernández, el representante del FEGA, Ignacio Sánchez Esteban, el representante de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Juan Pedro Medina Rebollo, el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia Jaramillo, el alcalde de Madrigal de las Altas Torres, Rufino Rodríguez Martín, así como otros miembros del FEGA, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.


Este convenio de reversión supone que los 126 silos, graneros y naves de almacenamiento existentes en Castilla y León vuelven a la gestión del FEGA, después de haber estado en cesión de uso en la Junta de Castilla y León.

 

En la provincia de Ávila afecta a un silo de Arévalo, de tipo E, con una capacidad de 6.500 toneladas, con dos naves anejas y una vivienda. En Madrigal de las Altas Torres son dos silos de tipo A, con una capacidad de 2.800  y 1.950 toneladas respectivamente.


Pendientes de un proceso de nueva tasación, y según a Ley de Patrimonio, se procederá en primer lugar a un proceso de desafectación; y en segundo lugar a la situación de enajenación, en la que los ayuntamientos en los que están ubicados dichos silos tienen prioridad en su posible adquisición. En caso contrario se pasaría a un segundo momento de subasta pública y posterior venta.