Los senadores del PP por Ávila aseguran “que el problema de las preferentes para el senador socialista es mercancía política”

Aseguran que el senador del PSOE, José María Burgos, es "copartícipe" de todo ello, "ya que apoyó al Gobierno de Zapatero y Rubalcaba"

Los senadores del PP por Ávila, Antolín Sanz, Carmen Aragón y María Ángeles Ortega afirmaron ayer, tras la presentación del Informe del Defensor del Pueblo, en la sesión plenaria del Senado que “en política, el senador del PSOE por Ávila, José María Burgos todavía no se ha enterado de que no todo vale, y más cuando se ha tenido la responsabilidad de Gobierno en los últimos ocho años, y muy especialmente en los últimos cuatro años del Gobierno socialista, que fueron los principales causantes de los males que aquejan a la economía española y por ende a la sociedad en su conjunto”.

 

Tras las declaraciones hechas por el senador del PP por Ávila, José María Burgos, en dicho debate, los parlamentarios del PP por Ávila han querido señalar a Burgos que “abandonados a su suerte quedaron los casi cuatro millones de parados que se generaron en sus últimos años de gobierno”.

 

Recortes económicos y de derechos básicos son la pérdida de puestos de trabajo, es la congelación de las pensiones, la rebaja del salario a los funcionarios, y también lo es el haber endeudado e hipotecado a la sociedad española hasta el 90% del PIB”, han apostillado los senadores populares abulenses.

 

En este sentido, Sanz, Aragón y Ortega han afirmado que el senador del PSOE, José María Burgos, es “copartícipe” de todo ello, “ya que apoyó al Gobierno de Zapatero y Rubalcaba, al Gobierno de la destrucción de empleo, que hizo posible que un número muy importante de españoles, al perder su puesto de trabajo, no pudieran hacer frente a sus préstamos hipotecarios”.

 

Del mismo modo, los senadores del PP han recordado que el Gobierno del PSOE no tomó ninguna medida para solventar esta situación.

 

PARTICIPACIONES PREFERENTES

 

En referencia a las críticas realizadas por José María Burgos en relación a las participaciones preferentes, Antolín Sanz, Carmen Aragón y María Ángeles Ortega han señalado que quien fue empleado de una entidad bancaria durante muchos años, tiene conocimientos más que de sobra para hablar de comercialización de preferentes. Por eso, según el propio Burgos ha señalado públicamente: “las cajas más importantes, allá por el año 98, comenzaron a colocar estas participaciones, presionando y manipulando a los propios empleados…”.

 

¿No será que él comercializó alguna preferente?”, se preguntan los senadores populares, quienes además han señalado que José María Burgos, en septiembre de 2009, no apoyó una iniciativa del Partido Popular en la que se instaba al Gobierno a actuar contra las prácticas abusivas de entidades de crédito.

 

¿Con qué autoridad moral acusa al Gobierno del PP de crear esta situación con las preferentes?”, vuelven a preguntar los senadores populares. A renglón seguido, han afirmado que “fue el Gobierno del PSOE quien entonces no puso los controles necesarios y dejaron comercializar este producto sin las suficientes garantías, como muy bien se ha visto tiempo después”.

 

Igualmente, esta misma cuestión ha sido denunciada por segunda vez por la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, quien ha citado que: “…..el escaso control preventivo por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores se ha mostrado ineficaz…”

 

Noticias relacionadas