Los Reyes presiden la parada militar de la Fiesta Nacional

Rajoy y Rubalcaba, sentados muy cerca en la tribuna de autoridades, charlaron durante 15 minutos antes del inicio del desfile

Los Reyes presiden la parada militar que se celebra en Madrid con motivo de la Fiesta Nacional, un acto en el que se han escuchado algunos gritos contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero más leves que en años anteriores.

El Rey y el resto de la Familia Real fueron recibidos a pie de coche por el presidente del Gobierno que no fue nombrado por megafonía, a diferencia del año anterior. En ese momento ha sido cuando se han escuchado algunos silbidos y abucheos dirigidos contra Zapatero, pero que no se han oído en la zona de autoridades e invitados.

El último desfile militar del 12 de octubre organizado por un Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero y con Carme Chacón como ministra de Defensa estrena un nuevo formato de recorrido, desde Atocha a la Plaza de Colón, con la tribuna presidencial en Neptuno a más de 100 metros del público. Además cuenta por primera vez con una decena de pantallas a lo largo de su extensión que permitirán a más ciudadanos presenciar algunos actos centrales de la celebración.

Desde Defensa se ha asegurado que este nuevo formato, que aumenta en unos 600 metros su longitud, no pretende esconder los abucheos al presidente del Gobierno, habituales en cada 12 de octubre de los últimos cinco años.

El desfile militar ha comenzado pasadas las 10.30 horas. Por primera vez el Rey ha pasado revista a las tropas a bordo de un vehículo militar descapotable. Además don Juan Carlos, que luce uniforme de gala del Ejército de Tierra, asistirá al desfile sentado durante gran parte de la parada militar.

Estos cambios se han introducido porque el monarca continúa recuperándose de la operación a la que se sometió el pasado 5 de septiembre para que le repararan el tendón de Aquiles de su pie izquierdo.

Conversación entre Rajoy y Rubalcaba
Antes de la llegada de los monarcas han ido llegando las diferentes autoridades civiles y militares del Estado. En la tribuna principal los dos principales candidatos a las elecciones del 20 noviembre, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, están sentados muy cerca, sólo separados por la mujer del candidato del PP. Antes de que comenzara la celebración se les ha podido ver conversando durante más de 15 minutos.

Este año además el relator del desfile solicitará respeto al público asistente en diferentes momentos de la parada militar, como ya ha hecho a la llegada de la bandera, a las 10.00 horas, cuando pidió que fuera recibida en pie como muestra de "admiración y respeto".

Después de que el Rey pasara revista a las tropas, se ha procedido al izado solemne de la bandera y a rendir homenaje a los caídos por España.

Además, será el último desfile militar del 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional, organizado por un Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero y con Carme Chacón como ministra de Defensa estrena un nuevo formato de recorrido, desde Atocha a la Plaza de Colón, que aumentará en unos 600 metros su longitud y que contará por primera vez con una decena de pantallas a lo largo de su extensión que permitirán a más ciudadanos presenciar algunos actos centrales de la celebración.